Tegucigalpa, Honduras.- Después de que el proyecto estuvo engavetado 10 años en el Congreso Nacional, la nueva Ley General de Minería es una realidad y conlleva varios cambios en sus artículos.

Pese la férrea oposición de grupos ambientalistas, el Legislativo la aprobó y mañana será sancionada en Las Vegas, Santa Bárbara por el presidente Porfirio Lobo.
Las concesiones que un día fueron vedadas en los gobiernos de Ricardo Maduro y Manuel Zelaya, pasan al cajón del olvido con esta nueva ley, la que permite al Estado desde que entre en vigencia tras su publicación en el Diario Oficial La Gaceta, volver a dar concesiones, y esta vez, hasta otros Estados.
Lesivo como el proyecto de las ciudades modelo que fue modificado en el Congreso Nacional, es considerado por varias organizaciones el artículo 47 de la nueva Ley de Minería, el que permitirá que el Estado pueda concesionar su territorio para ser explotado a otros Estados.
Concesiones
La veda se interpuso debido a la declaración de 13 artículos inconstitucionales por la Corte Suprema de Justicia, en los que detallaban los impuestos que las compañías mineras debían pagar al Estado.
Desde ese momento las mineras han pagado lo que han querido en impuestos, aunque cabe señalar que algunas siguieron pagando los impuestos tal y como se explicaba en esos artículos. Desde la fecha, ninguna concesión de minería metálica fue otorgada. Sin embargo, las concesiones vigentes siguieron explotando la minería metálica. Ahora, el Estado tiene la libertad de volver a concesionar el territorio minero a sus anchas, tanto con nacionales como extranjeros. “Con la nueva Ley de Minería el proceso de las concesiones sigue siendo casi el mismo, pero se redujeron los tiempos, ahora la autoridad minera tendrá 90 días para otorgar una concesión.
“Esto es positivo para el Estado porque tendrá menos tiempo un expedienteabierto, para el inversionista porque podrá contar con su permiso en mano si se le otorga y podrá comenzar una explotación y generar empleo en el área. Es un enorme reto para la autoridad estos 90 días, pero hay que afrontarlo”, manifestó el titular de la Dirección Ejecutiva de Fomento a la Minería (Defomin), Aldo Santos.
Minería metálica
Ahora el Estado, después de aproximadamente 10 años, vuelve a abrir las puertas a la minería metálica como el cobre, plomo, zinc, estaño, hierro, manganeso, molibdeno, cobalto, tungsteno, titanio, cromo, oro, plata, platino, plutonio, uranio, radio y torio, que son las sustancias naturales de las cuales se puede extraer un elemento metálico.
“Unas 70 concesiones se han dado en esta administración, la mayoría de arena. No se han podido generar más por la prohibición de minería metálica hasta tanto no se tuviera una nueva Ley de Minería, por esa razón las vedas quedan automáticamente derogadas”, agregó Santos.
En la actualidad son cuatro compañías mineras extranjeras las que tienen concesiones.
Según información de Defomin, en los 18 departamentos de Honduras existen yacimientos naturales: En Francisco Morazán plata, oro, plomo, zinc, cadmio, ópalos; en Santa Bárbara oro, plata, plomo, zinc, cadmio; en Comayagua oro, plata, cobre, ópalos, antimonio; en La Paz oro, topacio, plomo, cobre; en Choluteca oro, plomo, manganeso, sal; en Valle oro; Colón oro, cobre, posiblemente petróleo, gas; Ocotepeque ópalos, ónix, oro, plata y metales raros; Olancho oro, plata y en Atlántida oro, arcillas, mármoles.

Impuestos
La nueva Ley de Minería deja por sentado nuevos impuestos y aumento a otros que ya existían y que las compañías explotadoras deberán pagar.
“Ahora figura la tasa de seguridad de un 2%, tasa municipal de un 2% y para la autoridad minera, el Instituto Hondureño de Geología y Minas (Inhgeomin) un 1% y también un 1% que pasa a mano de las coalianzas, una nueva figura que determina inversiones entre la empresa privada y el Estado”, explicó Santos.
Aparte de estos impuestos, las compañías mineras pagarán los impuestos nacionales como el Impuestos Sobre la Renta, Sobre la Venta y el impuesto Sobre Activo Fijo. Ahora, con la nueva ley, las exoneraciones al sector minero también desaparecen. El canon territorial también se eleva en la nueva ley, antes pagaban cinco centavos de dólar por hectárea y hasta tres en etapa máxima de explotación.
Ahora, son 25 centavos de dólar a 1.50 el primer año y hasta 15 dólares por hectárea después de una determinada cantidad de años de explotación.
Recaudaciones
Después del café y la tilapia, la minería es el rubro que más ingresos deja al país, según el Banco Central de Honduras (BCH).
En 2010 se recaudó por concepto de repatriación de divisas 158 millones de dólares (3,160 millones de lempiras), en 2011 se elevó a 217 millones de dólares (4,340 millones de lempiras) y en 2012 se recaudó 223 millones de dólares (4,460 millones de lempiras), según datos de Defomin.
Sectores ambientalistas en Honduras han señalado en reiteradas ocasiones que el 30% del territorio nacional ha sido concesionado a la explotación minera, sin embargo, Santos aseguró que la información es errónea.
“Puedo decirlo con conocimiento de causa, con cifras y documentos del Catastro Minero que apenas el 3% del territorio ha sido concesionado y apenas se explota de manera efectiva menos del 1%. En ese menos 1% se está explotando oro, plata, plomo, zinc, antimonio, óxido de hierro, arena, grava, piedra caliza, esta es minería metálica y no metálica”, aclaró Santos, quien fungió antes como Fiscal Especial del Ambiente.

 

Fuente: LaPrensa.hn

(Visited 58 times, 10 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here