Durante el 2014, la inversión en exploración en el sector minero fue de 856 millones de dólares, lo que significó una disminución de 26.5% en los últimos dos años, reportó la Cámara Minera de México (Camimex). Esta baja implicó que el año pasado se postergaran o aplazaran 129 proyectos mineros de los 803 que la Secretaría de Economía (SE) tenía proyectada.

La Camimex explica que esta desaceleración se debió a dos cosas: la disminución de la producción minera y la baja en los precios internacionales de los minerales, en especial de los preciosos como oro y plata.

“El 2014 fue un año complicado para la minería de México, el valor de la producción minera tuvo una caída debido a la reducción en la producción de metales preciosos, menor precio internacional de los metales y suspensión en varios proyectos de exploración”, informó la Cámara.

Datos del Sistema Integral sobre Economía Minera del Servicio Geológico Mexicano, indican que en 2014 tanto la producción como la ganancia por el oro disminuyeron. El año pasado se extrajeron 91 mil 514 kilogramos de oro, lo que significó una baja de 6.5% respecto al año anterior.

De la misma forma, el valor de la producción de oro cayó de 2013 a 2014, pues pasó de 56 mil 796 millones de pesos a 49 mil 548 millones de pesos, es decir una baja de 7.48%.

Para la plata la situación fue similar. La producción del metal en 2014 alcanzó los cuatro millones 696 mil 972 kilogramos, una reducción de 3% respecto a 2013; del valor total, el año pasado llegó a los 38 mil 180 millones de pesos, una disminución de 19% respecto al mismo periodo anterior.

Donde sí hubo un incremento en la producción y su valor fue en el cobre. La extracción de este metal aumentó en 38 mil 762 kilogramos de 2013 a 2014, para ubicarse en 447 mil 934 kilogramos. Con estos números, el valor anual del cobre llegó a 40 mil 818 millones de pesos, cifra superior a la del periodo anterior por 6%.

La caída de la actividad minera se tradujo en una reducción de 2.3% en el Producto Interno Bruto (PIB) del sector durante el año pasado. Esto es una tendencia que viene desde 2013, cuando la caída fue de 0.1%.

Para tomar en cuenta la importancia del sector en la economía mexicana, la participación del sector minero-metalúrgico representó 8.9% del PIB Industrial y 3% del producto nacional en 2014, informó la Camimex.

Pero la caída de la minería mexicana no sólo se dio en los números, sino también en las percepciones. Según el Instituto Fraser de Canadá nuestro país resultó menos atractivo para las inversiones mineras, al pasar del lugar 48 en 2013 al 56 en 2014.

“México ha venido descendiendo importantes posiciones en el Índice de Atracción de Inversiones sobretodo en el Indicador Fiscal por lo que insistiremos con las autoridades para lograr se establezcan políticas de Estado que fomenten el crecimiento de la minería responsable, sobretodo apoyar y promover la exploración minera”, añadió la Cámara Minera.

 

Vanguardia

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here