México captó 4,700 millones de dólares de inversión en el sector minero en el 2016, tanto de empresas naciones como extranjeras, lo que representó un alza interanual de 1.5% y su primer incremento luego de tres caídas consecutivas, de acuerdo con cifras preliminares de la Cámara Minera de México (Camimex).

“El sector minero requiere de importantes inversiones, sujetas a la volatilidad de los precios de los metales y minerales con altos riesgos geológicos y técnicos”, dijo Sergio Almazán, director general de la Camimex.

Las inversiones mineras en México cayeron 18% en el 2013, disminuyeron 24.8% al año siguiente y retrocedieron 6.4% en el 2015.

“Las inversiones han bajado mucho en México, lamentablemente no ha habido una política de ver al minero como un sector estratégico; no ha habido incentivos que ayuden a que este sector se desarrolle adecuadamente”, comentó Fernando Alanís Ortega, director general de Industrias Peñoles.

En lo individual, Peñoles, el segundo mayor productor mundial de plata afinada y el más importante de bismuto metálico en América, registró en el 2016 ventas netas por 82,141.8 millones de pesos, un aumento de 26.6% interanual, y obtuvo una utilidad neta de 5,744.6 millones de pesos.

“Para la industria en general, el 2017 es un año complicado por la incertidumbre, hay una alta volatilidad de precios y eso evita que uno tenga una perspectiva más clara de lo que viene”, agregó Alanís.

Según Peñoles, el consumo internacional de los metales base ha estado a la baja y eso hace que haya mayores presiones para buscar más eficiencias y seguir bajando costos.

Las dudas sobre el rumbo que tomará la economía mundial complica la planificación a las empresas. Cuando en el mercado existen expectativas de que la economía mundial caminará bien, a los productores de metales base les beneficia y a los de metales preciosos no; mientras que estos impactos ocurren a la inversa cuando las perspectivas económicas son malas.

Los metales preciosos son el oro, la plata, el paladio, el platino y el rodio. A su vez, los metales base comprenden el aluminio, el cobre, el níquel, el estaño y el plomo.

“La industria minera en México está enfocada en aprovechar al máximo los recursos, con calidad. Esto implica invertir en capacitación, nueva tecnología y buenas prácticas operativas”, afirmó Almazán.

Peñoles realizó inversiones el año pasado para la construcción y el desarrollo de los proyectos mineros Juanicipio (Zacatecas), Rey de Plata (Guerrero), San Julián (Chihuahua) y Orisyvo (Chihuahua). A su vez, Grupo México continúa con su plan de expansión de su mina Buenavista, con el objetivo de posicionarla como la tercera mina más grande de cobre a nivel mundial. En cuanto a las inversiones extranjeras, se dio la consolidación de El Limón-Los Guajes, de la canadiense Torex Gold, con una inversión multianual prevista de 800 millones de dólares y enfocada al oro.

El Ec

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here