El oro tocó máximos de cuatro semanas hoy ampliando sus ganancias por tercera sesión consecutiva, en momentos en que las persistentes preocupaciones sobre la economía de China sacudían a los mercados bursátiles, mientras aumentaban las tensiones en la Península Coreana y Oriente Medio.

El metal cerró en niveles técnicos clave, incluyendo un máximo en diciembre de US$ 1,088.70. Un alza por encima de los US$ 1,088 indicaría que el lingote habría tocado fondo por ahora luego de repuntar dos veces desde el área de US$ 1,045 en diciembre, dijeron analistas técnicos.

El oro al contado sumaba 0.6%, a US$ 1,083.76 la onza a las 1047 GMT, mientras que el oro para febrero en Estados Unidos ganaba US$ 5.10 la onza a US$ 1,083.50. Previamente, el metal alcanzó su punto más alto desde el 7 de diciembre, a US$ 1,085.60.

Las acciones globales caían por quinta sesión el miércoles luego de que China generó inquietudes sobre su economía al permitir que el yuan se debilite aún más, mientras que una prueba nuclear de Corea del Norte se sumó a la creciente lista de preocupaciones políticas.

Corea del Norte dijo que realizó con éxito su primera prueba de una bomba de hidrógeno miniaturizada, en un hecho que generaba alarma en Japón y Corea del Sur.

En tanto, las relaciones entre Arabia Saudita e Irán se quebraron el fin de semana luego de que la ejecución por parte de Riad de un clérigo chií, un prominente crítico de la política saudí, generara una serie de protestas en Teherán.

Los operadores estarán atentos a la publicación de las minutas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos el miércoles, en busca de señales sobre los planes del banco central de elevar las tasas de interés.

Entre otros metales preciosos, la plata sumaba 0.3%, a US$ 13.98 la onza; mientras que el platino perdía 0.3%, a US$ 883.75 la onza y el paladio cedía 1.4%, a US$ 529.40 la onza.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here