Durante muchos siglos, Almadén fue el centro mundial de la extracción de mercurio. Ahora, 12 años después del cierre de la actividad minera, el subsuelo de Ciudad Real vuelve a focalizar la atención internacional gracias a tres proyectos de envergadura con lo que el ‘decaído’ sector industrial de la provincia puede dar un giro de 360 grados.

La empresa española Quantum Minería está proyectando abrir entre las localidades de Torre de Juan Abad y Torrenueva una mina de tierras raras, nombre bajo el que se agrupan 17 elementos químicos metálicos usados en la fabricación de alta tecnología. Una noticia publicada este lunes en El País y que confirmó a este diario José María Iraizoz, director del Departamento de Ingeniería Geológica y Minera de la Universidad de Castilla-La Mancha.

El profesor de la UCLM asegura que los resultados obtenidos por Quantum durante el proceso de investigación -que ha llevado a cabo en alrededor de 5.000 hectáreas de los términos municipales de Torre de Juan Abad, Torrenueva y Santa Cruz de Mudela- han sido «espectaculares». «El proyecto está generando una gran expectación por la riqueza de los metales y por el interés estratégico que supone para la Unión Europea», apostilló.

Aunque existen varios proyectos de investigación, algunos de ellos en España (en Bolaños de Calatrava, según Iraizoz) no hay ninguna mina abierta de tierras raras en Europa. El de Ciudad Real es modesto por tamaño (unas 20.000 toneladas de óxidos más otras 10.000 probables), pero destaca entre los demás por «su alto contenido en neodimio y europio», que son dos de los más codiciados elementos, con los que se fabrican, en combinación con otros metales, ordenadores,televisiones, turbinas de generadores eólicos, baterías de coches híbridos o, por ejemplo, los altavoces que producen el sonido de un iPhone.

Iraizoz apunta que su carácter estratégico se debe a que la mayor parte de las 110.000 toneladas que se producen al año en el mundo proceden de China (el 86% en 2014), lo que le otorga una posición «casi de monopolio» sobre una materia prima clave en el siglo XXI.

Quantum Minería está preparando la solicitud del permiso de explotación, que sólo tendrá el visto bueno si cumple con todos los requisitos medioambientales fijados por la administración.

wolframio y titanio . Unos requisitos que ya ha superado otro importante proyecto en la provincia de Ciudad Real. El 2 de diciembre de 2014, la Dirección General de Calidad e Impacto Ambiental de Castilla-La Mancha dio el visto bueno al estudio de impacto ambiental de la explotación minera de wolframio El Moto, situada entre los términos municipales de Abenójar y Almodóvar del Campo, promovida por la empresa Mining Hill´s S.L.

El wolframio o tungsteno es un metal escaso en la corteza terrestre. En estado puro se utiliza en la fabricación de filamentos para lámparas eléctricas, resistencias para hornos eléctricos, contactos eléctricos para los distribuidores de automóvil y como proyectil anticarro por su alto punto de fusión.

«Es un proyecto de bastante calado que merece la pena y que va a ser positivo para Abenójar», afirma su alcaldesa, Rosa María Pasamontes, que enfatiza que el Ayuntamiento ha seguido todo el proceso «muy de cerca» y que incluso presentó una alegación a la declaración de impacto ambiental, «para asegurarnos que es sostenible con el medio ambiente y compatible con las actividades agrícola y ganadera».

El tercer proyecto minero en tierras ciudadrealeñas se localiza entre Puebla de Don Rodrigo y Arroba de los Montes. El Ministerio de Defensa francés ha puesto especial interés en apoyar y potenciar esta actuación que quiere poner en marcha la empresa Explotaciones Mineras de Titanio S.L. de explotar una mina a cielo abierto de la que se extraerían minerales pesados como rutilo y zirconio, para posteriormente obtener titanio. La empresa está a la espera de recibir el visto bueno de la Junta de Comunidades de la declaración de impacto ambiental.

«Son tres proyectos que ponen de manifiesto que la riqueza metalogenética de la provincia de Ciudad Real es impresionante», sentencia el profesor de la UCLM.

La Tribuna de Ciudad Real

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here