Chile cayó otro puesto en el ranking de atractivo para la inversión minera que elabora todos los años el Instituto Fraser, de Canadá. Ahora está en el lugar 13, nueve más abajo que la cuarta posición que tenía en 2010/11.

No obstante, sigue siendo la jurisdicción mejor ubicada en Latinoamérica, muy por encima de Perú (30) y México (33).

Finlandia ocupa el primer puesto, seguido por Saskatchewan y Nevada. Canadá como país obtiene un buen resultado, con cinco provincias entre los 10 primeros lugares.

rankikn

El sondeo anual evalúa 122 jurisdicciones en todo el mundo según su atractivo geológico y el incentivo que ofrecen las políticas públicas a la exploración e inversión. El estudio da más peso a la geología (60%), ya que considera que pesa más en la toma de decisiones de los inversionistas que el marco regulatorio.

Chile mejoró su puntaje en el índide de percepción de políticas públicas, lo que le permitió recuperar terreno en este índice: pasó del puesto 30 en 2013 al 22 en 2014. Esto sigue estando lejos del puesto ocho que alcanzó en 2010/11.

Giro negativo

Kenneth Green, director de investigación en energía y recursos naturales del Instituto Fraser y líder del sondeo, explicó que “hubo algunos giros negativos en el ámbito regulatorio”. Por ejemplo, el porcentaje de encuestados que dijeron que la incertidumbre (o falta de) en relación con la gestión, interpretación y cumplimiento de las regulaciones existentes incentiva la inversión cayó en nueve puntos porcentuales, de 47% a 38%, con un alza de siete puntos entre quienes indicaron que la incertidumbre en este aspecto actúa como disuasivo moderado a la inversión. “También vimos un incremento de siete puntos entre quienes estiman que las regulaciones ambientales son un fuerte disuasivo a la inversión pasando de 2% en 2013 a 9% en 2014”, dijo.

Green recordó que si bien Chile en general tiene un buen desempeño en la encuesta, hay tres áreas en las que puede mejorar. Una son las prácticas regulatorias, en particular las regulaciones ambientales. “La mejor manera de hacerlo es asegurar que las regulaciones sean estables y consistentes”, comentó. Las otras dos son la inquietud acerca del uso de la tierra e incertidumbre respecto de qué áreas serán protegidas. “Los mineros y exploradores no sólo necesitan acceso a grandes tramos de tierras para encontrar depósitos viables, sino también la certeza de que si encuentran un depósito, podrán desarrollarlo en una mina productiva”, señaló.

El sondeo incluyó respuestas de 485 ejecutivos de empresas de exploración y desarrollo entregadas hasta el 15 de noviembre del año pasado. Los presupuestos de exploración informados por las empresas participantes fueron de US$ 2.700 millones en 2014 y US$ 3.200 millones en 2013.

El informe concluyó que hubo un deterioro en general en el clima de inversión. Hay una “notable diferencia entre regiones geográficas, en especial entre Canadá, EE.UU. y Australia y el resto del mundo”.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here