Durante el 2014, el gobierno del estado impulsó la actividad minera como una actividad productiva que puede sumarse a la economía y brindar oportunidades de trabajo en la zona sur de Baja California, de acuerdo a las políticas públicas en materia de economía, por lo que se trazó un programa estratégico, el establecimiento de un consejo y la promoción para la inversión, fondos federales y la capacitación a los productores, dijo Carlo Bonfante Olache, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado (Sedeco).

Como una de las principales herramientas que guían los esfuerzos se concluyó el Programa Estatal de Minería 2014-2019 y se creó el “Consejo Estatal de Minería”, que próximamente sesionará y servirá como un órgano colegiado, consultivo y deliberativo, de acción permanente para coadyuvar en materia de consulta y asesoría al Ejecutivo.

El potencial geológico-minero que tiene el estado comprende oportunidades de extracción y/o industrialización de minerales como, oro, plata, cobre, hierro, tungsteno, barita, así como caliza, talco, yeso, sal marina, cuarzo y pétreos como el ónix, escoria volcánica, grava, arena, granito (rocas dimensionables), entre otros.

Señaló que existen nueve centros o distritos mineros en la entidad: Sierra de Juárez, el Álamo, Sierra Pinta, Valladares, San Fernando, Las Arrastras-Calamajué, San Borja, El Barril y el Arco-Calmalli, además de haber otras zonas o puntos a lo largo del estado que tienen poca actividad minera.
“Vemos que existe interés por los recursos minerales de la entidad por concesiones mineras otorgadas recientemente, por ejemplo, de enero a diciembre del 2013 se otorgaron 718 concesiones que amparan más de 2.6 millones de hectáreas”, dijo el Secretario.

El Vigía net

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here