El portal de la Minería

México: Reforma fiscal incluye cambos en el cobro de derechos a las empresas mineras

0 5

La iniciativa de reforma fiscal que presentó el Gobierno de Enrique Peña Nieto propone gravar con una tasa del 7.5% las utilidades de las empresas mineras en el país, lo que pondría en riesgo la “mina de oro” de las firmas del sector, advirtieron expertos.
Este cargo es superior en 2.5 puntos porcentuales al pago de una regalía de 5% a sus ganancias que pretendían discutir los senadores en el actual periodo de sesiones.

El impacto real del pago de las nuevas regalías aumentaría hasta el 12% como tasa efectiva el gasto en este rubro de las empresas del sector, lo que pondría fuera de competencia al país en comparación a otras naciones, señaló el socio especialista en Impuestos Corporativos para PricewaterCoopers, Héctor García.
“Ya parecía demasiado alto el 5%, y con esto quedamos en una situación que excede parámetros internacionales; es catastrófico”, lamentó el especialista y asesor en temas fiscales de compañías mineras.

El Gobierno pretende que este sector, que generó ingresos cercanos a 21,000 millones de dólares (mdd) el año pasado, contribuya con más impuestos, ya que actualmente sólo tributa a través del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), la Participación de los Trabajadores en la Utilidad (PTU) y el pago de concesiones, y que en su conjunto representaron apenas el 1% de la producción total de la industria en 2012.

“En los últimos 20 años, el régimen fiscal de derechos sobre minería se orientó a reactivar el desarrollo y la inversión privada en la industria en un contexto internacional de bajos precios de metales y minerales. Sin embargo, el reconocimiento de los recursos mineros como un capital natural propiedad de la Nación y las tendencias de sus precios internacionales justifican la incorporación de nuevas contraprestaciones al régimen vigente”, explicó Hacienda en su propuesta de Presupuesto para 2014.
La iniciativa para cambiar la forma en que tributan las mineras en México prevé que, además del 7.5% que pagarán sobre sus utilidades, las compañías no podrán deducir conceptos como las inversiones (a través de la depreciación y amortización) ni el pago de intereses (sobre los préstamos), lo que amplía la base en la que se les aplicará este impuesto.

“La regalía del 7.5% per se no es mala y probablemente no fuera recesiva para el sector minero si fuera el único cambio al marco fiscal. El problema es que se acabaron ciertas regímenes especiales que pueden impactar negativamente a la industria. Además del fin de regímenes especiales también se acabó el beneficio fiscal logrado a través de la consolidación”, expresó Roberto Charvel, experto en temas del sector minero y CEO del fondo de inversión Vander Capital.

La iniciativa propone también un impuesto extra a las utilidades de las empresas que vendan oro, plata y platino del 0.5%,lo que fue calificado por el experto como “peligroso”, por la volatilidad que viven ciertos metales.

“Por si no fuera suficiente, se pondrá un impuesto del 0.5% a las ventas de metales preciosos. Esto creará una distorsión adicional en la industria. Cobrar impuestos sobre ventas en la minería es muy peligroso ya que el precio de los commodities es volatil y no lo fijan las mineras mientras que el costo es independiente al precio de venta. Esto puede quebrar a una empresa en un descuido en donde los precios bajen (como en los últimos 12 meses) mientras que los costos se mantienen y en algunos casos han aumentado”, lamentó Charvel.

Todos pagan regalías… menos México.

En su iniciativa de reforma fiscal, Hacienda compartió información sobre el régimen fiscal de la minería en otras partes del mundo, donde las firmas pagan entre 1% y hasta 7.5% de regalías dependiendo de sus ventas, ganancias o del tipo de mineral que extraen, mientras que en México -hasta ahora- este pago no existe.

mineria-tabla_impuestos_2013

Roberto Charvel reconoció que el cambio en el régimen fiscal afectará en mayor medida a las grandes empresas del sector como Autlán, Fresnillo, Peñoles, Gold Corp o Grupo México, mientras que las pequeñas y medianas se verán beneficiadas, pues la propuesta prevé que las compañías puedan deducir los costos de inversión en las etapas de exploración.

Banamex coincidió en que el nuevo impuesto tendría un efecto negativo entre las principales mineras del país, debido a que se superó el 5% que se había mencionado en la iniciativa que esperaba la aprobación de la Cámara de Senadores.

“Los gravámenes propuestos son superiores a nuestras expectativas, que se basaban en una propuesta anterior de 5% de las utilidades operativas. Peñoles y Fresnillo sufrirían el mayor impacto. Por su parte, Grupo México se vería menos afectada, debido a su diversificación fuera de México y fuera del sector minero”, expresó Banamex en una nota para inversionistas.

Las acciones de las mineras cerraron con alzas la jornada de este lunes, lideradas Grupo México (3.01%), Peñoles (2.77%) y Autlán (2.4%), en una jornada marcada por las alza general en la Bolsa Mexicana de Valores.

Los cambios añaden que el 50% de la recaudación que se realice por la nueva regalía se destinará a un Fondo especial.

La propuesta amplía que se penalizará con el cobro del 50% adicional por hectárea del pago de concesiones anuales de no realizar inversiones durante un plazo dos años, cuya cuota máxima alcanza los 111 pesos semestrales, es decir, que al año se pagarán hasta 444 pesos. El Gobierno recaudó cerca de 2,500 millones de pesos por este rubro en 2012.

Créditos

Por: Edgar Sigler para CNNExpansión

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.