Minería en línea
El portal de la Minería

Patrimonio industrial: los paisajes mineros más espectaculares

0
Patrimonio industrial: los paisajes mineros más espectaculares
Evalúa esta publicación

España.- Las explotaciones mineras han pasado a formar parte del paisaje de la región andaluza. Aunque la mayoría están actualmente en desuso, se han convertido en auténticas joyas naturales, moldeadas por la mano del hombre, que bien merecen una escapada turística.

Uno de los espacios más conocidos es el entorno del Río Tinto. Más de 5000 años de actividad minera han convertido a la localidad de Minas de Riotinto en un escenario de tonos rojos, amarillos y ocres.

Desde que las antiguas minas se cerraron, aunque recientemente se ha reactivado su explotación por parte de otra entidad, son muchos los visitantes que acuden a este rincon onubense. Y no solo turistas, también directores de cine e, incluso, la propia NASA, se han interesado por este lugar debido a sus semejanzas con el planeta Marte.

La visita al parque minero tiene dos partes. Por un lado, es imprescindible recorrer el museo «Ernest Lluch», ubicado en el edificio que albergó el hospital de la empresa Río Tinto Company Limited, compañía británica que explotó las minas entre 1873 hasta 1954.

Actualmente, el centro de interpretación está gestionado por la Fundación Río Tinto y, además de explicar con detalle la labor de dicha entidad, alberga numerosas piezas relacionadas con la minería y la metalurgia y objetos de arqueología industrial. Destaca el vagón del Maharajá, el vagón en vía estrecha más lujoso del mundo que fue construido para la reina Victoria de Inglaterra y traído a Riotitno para una visita de Alfonso XIII.

Pero, sin duda, la parte más emocionante de la visita es el paseo en ferrocarril. Antes de la llegada del consorcio británico «Riotinto Company Limited», la conexión de la comarca con el puerto onubense se hacía a través de medios tan rudimentario como diligencias o carros de mulas. Con la llegada del ferrocarril se abrió una nueva época que permitió crecer a la explotación.

Ahora, la Fundación Río Tinto ha recuperado para uso turístico 12 kilómetros de la antigua línea ferroviaria por los que es posible viajar a en locomotoras a vapor y vagones restaurados del parque móvil de la antigua compañía minera. El resultado es un viaje a otra época, y casi a otro mundo, que gustará a toda la familia. Los horarios y tarifas de los viajes en ferrocarril pueden consultarse en la web www.parquemineroderiotinto.es.

Por último, la Casa 21, ejemplo de las viviendas de los técnicos británicos, permite adentrarse en la otra cara de la explotación y retrotraerse hasta la época victoriana para saber cómo se vivía en el poblado minero.

Minas de Tharsis

También en Huelva se encuentran las Minas de Tharsis, que forman parte de la red de minas de Sierra Morena y que estuvieron, durante años, en manos de una compañía escocesa, pero que han sido trabajadas desde la Antigüedad. Dedicadas a la explotación y transformación del mineral de pirita (hierro, cobre y zufre), la faja pirítica se extiende por toda la comarca histórica del Andévalo.

Actualmente no hay actividad en la mina, pero puede visitarse el museo minero ubicado en el antiguo hospital, que alberga piezas de interés arqueológico e industrial. Engranajes, hélices, poleas, aparatos de medida e, incluso, objetos cotidianos de las familias que trabajaban en la mina se exponen ahora para que los visitantes conozcan un poco más el pasado de esta comarca onubense. También hay una parte de la muestra dedicada a los minerales, con decenas de ellos.

Además, en la zona, incluidas la población de Corrales, todavía se conservan parte de los numerosos edificios que formaban parte del poblado como el casino o la antigua estación de tren.

Y, para los que quieran completar la visita por la provincia onubense, la capital posee dos retazos de la actividad minera que merecen una parada. Por un lado, está el Muelle del Tinto, formado por una estructura de madera y metal de más de 1.200 metros. Constaba de dos plataformas por donde circulaban los trenes, cargados de material que luego se traspasaba a los barcos. Restaurado a principios de siglo, puede darse un paseo por sus plataformas o, simplemente, admirar las vistas desde la pasarela.

Por el otro, el muelle embarcadero de Tharsis, que se encuentra en estado de semi-ruina pero que sigue manteniendo su encanto. En este caso, la línea férrea se extendía desde Tharsis y La Zarza hasta llegar a Corrales donde los trenes accedían a una plataforma elevada para adentrarse hasta zona profunda del río Odiel permitiendo el acceso da embarcaciones de más calado. La llegada de la vía al río se hace por una lengua de tierra sobre la marisma, justo por debajo de lo que son hoy los dos puentes de acceso desde Huelva a la costa oeste.

Ya en la provincia de Sevilla, una de las explotaciones más importantes es la del Cerro del Hierro. Tal y como su nombre indica, la presencia de hierro en la zona fue el origen del aprovechamiento minero que este enclave mantuvo desde la época romana hasta el siglo pasado. Dicha actividad sumó al paisaje formas y colores únicos: cavidades y simas aún más impresionantes en las rocas calizas.

La Vía Verde de la Sierra Norte permite recorrer este paraje a pie o en bici y ver las infraestructuras que aún se conserva del asado minero, como el trazado ferroviario que unía la explotación con la estación de Los Prados-Cazalla. El recorrido parte del antiguo poblado de la mina, donde residían los trabajadores, y de la Casa de los Ingleses, residencia de ingenieros y gestores de la explotación que vinieron de Escocia a finales del siglo XIX.

De otro lado, Villanueva del Río y Minas también debe su nombre a la explotación de carbón que se encontró cerca del municipio, las Minas de la Reunión. Uno de los principales vestigios que se conserva de aquella época es el lago, que ocupa el hueco de extracción de la antigua explotación minera a cielo abierto, que se llenó con agua subterránea una vez abandonada la actividad. Además, destaca también la zona de El Carbonal, un poblado construido en torno a la fábrica de cementos del municipio y donde continúan residiendo vecinos.

ABC de Sevilla

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.