México captó 483 millones de dólares de inversión en exploración minera en el 2016, lo que representó una caída interanual de 8.5% y su cuarto descenso anual consecutivo, reduciendo las posibilidades de una mayor producción futura, informó la Cámara Minera de México (Camimex).

Las inversiones en exploración alcanzaron su pico máximo en el 2011, cuando México recibió 1,092 millones de dólares. La cifra correspondiente al año pasado fue la más baja desde el 2007. “No podemos predecir si los precios de los metales subirán o bajarán en el futuro. Caídas futuras en los precios de los metales, en particular los del cobre o el molibdeno, tendrían un impacto negativo en los resultados de nuestras operaciones y condición financiera y es posible que, en condiciones de mercado muy adversas, consideremos reducir o modificar algunas de nuestras operaciones mineras o de procesamiento”, refirió Grupo México.

El riesgo de desarrollo en la minería se concentra en las etapas de exploración y decrece conforme se avanza a la etapa de operación. Además de las grandes compañías, las empresas llamadas júniors (pequeñas y medianas) están más enfocadas a explorar. “El peso ha experimentado en el pasado una volatilidad considerable, que puede no haber sido proporcional a la tasa de inflación y quizá tampoco lo sean en el futuro”, agregó Grupo México.

Actualmente, entre los proyectos en exploración avanzada o en construcción en México, destacan: Metates, de oro, plata y zinc, por 4,360 millones de dólares; Morelos Norte, de oro, por 725 millones de dólares; San Julián, de oro y plata, por 515 millones de dólares; y Orisyvo, de oro y plata, por 350 millones de dólares. Sergio Almazán, director general de la Camimex, dijo que es imprescindible dar seguridad jurídica y confianza a los inversionistas, sin “cambiar las reglas del juego”, y que el estado de derecho garantice el acceso a la tierra dadas las altas inversiones requeridas cuando todos los permisos, normas, reglamentos y leyes hayan sido cabalmente cumplidos.

La Camimex destacó como puntos a favor de la minería que provee de la materia prima al sector industrial de México y representa 9.1% del Producto Interno Bruto (PIB) industrial y 3.0% del PIB total en el país. Además, desarrolla infraestructura básica y distribuye ingresos en zonas remotas.

En México hay 1,158 minas en operación, algunas de clase mundial, y todavía con amplias zonas del país sin explorar.

Alrededor de 25% del territorio mexicano ha sido explorado a detalle, por lo que existe gran oportunidad para el desarrollo de nuevos proyectos. México es líder en la producción de plata y, año con año, coloca de 12 a 19 minerales dentro de los 10 primeros lugares a nivel global.

El Economista

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here