El oro finalizó por sexta semana consecutiva con pérdidas, al ubicarse en mil 133.73 dólares por onza, un retroceso de 2.27 por ciento, tocando un nuevo mínimo de mil 121.03 dólares por onza no visto desde febrero pasado.

De acuerdo con Banco Base, en la decisión de política monetaria el 14 de diciembre, la Reserva Federal (Fed) incrementó la tasa de fondos federales de Estados Unidos de un rango de entre 0.25 a 0.50 por ciento a uno entre 0.50 a 0.75 por ciento.

La institución financiera indicó que la mejor perspectiva de la economía estadunidense, así como las mejoras observadas en el mercado laboral y la evolución en los precios fueron los determinantes que utilizó la Fed para reiniciar con la normalización de la política monetaria.

Luego del comunicado de la decisión de política monetaria, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, señaló que espera que la economía de Estados Unidos continuará mostrando un buen desempeño, permitiendo que se alcancen los mandatos de inflación del 2.0 por ciento y máximo empleo.

Durante la siguiente semana se espera que el oro cotice en el canal de mil 110 y mil 160 dólares por onza.

Por su parte, la plata retrocedió 4.52 por ciento para ubicarse en la semana en 16.09 dólares por onza, mientras que el cobre finalizó con pérdidas mostrando una caída semanal de 3.30 por ciento al cotizar en cinco mil 629.75 dólares por tonelada métrica.

Las presiones a la baja para el precio del commodity se dieron ante un incremento en los inventarios de cobre del mundo.

Ello ocasionó que los participantes del mercado se enfocaran una vez más en los fundamentales del cobre y desviaran su atención, al menos momentáneamente, del optimismo y las expectativas de una mayor demanda causada por las promesas de un incremento en el gasto público estadunidense.

De acuerdo con información de Bloomberg, durante la semana los inventarios de cobre del mundo incrementaron en 26.03 por ciento a 525 mil 652.55 toneladas métricas.

Asimismo, el fortalecimiento de la moneda norteamericana ante el incremento en la tasa de referencia por parte de la Fed incrementó las presiones a la baja.

En tanto, el aluminio cerró la semana con una cotización de mil 717 dólares por tonelada métrica, con un baja de 1.89 por ciento, mientras que el plomo terminó con un retroceso de 3.40 por ciento, al venderse en dos mil 230.75 dólares por tonelada métrica.

En el mercado energético, el referente del Mar del Norte, el crudo Brent, obtuvo ganancias marginales de 1.80 por ciento para ubicarse en 55.31 dólares por barril, y su contraparte estadunidense, el West Texas Intermediate (WTI), ganó 0.93 por ciento para quedar en 51.98 dólares por tonel en la semana.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here