Bolivia.- Las modificaciones a la Ley General de Cooperativas, a la Ley Minera, pedido de asociación con capitales privados, la ampliación de las zonas de explotación, la creación de un Ministerio de Cooperativas, la incorporación de un representante del sector en la dirección de la Caja de Salud, entre otras, son las exigencias de los mineros cooperativistas al Gobierno, dijo ayer a este medio el vicepresidente del consejo de administración de la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin), Agustín Choque.

La dirigencia de Fencomin bloquea indefinidamente las carreteras desde el miércoles pasado hasta recibir respuesta a su pliego petitorio de 10 puntos, que va más allá del rechazo a los cambios recientes que se dieron a la Ley General de Cooperativas en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

“Ahora no solamente se trata del cambio que se ha realizado a la Ley de Cooperativas, nuestras demandas son expresadas en 10 puntos que se hizo conocer al Gobierno en enero pasado, pero no se recibió ninguna respuesta, sólo dilaciones. Nosotros planteamos modificaciones a la Ley Minera, la creación de un Ministerio de Cooperativas, la participación activa en el directorio de la Caja Nacional de Salud, inyección de capitales privados”, entre otros señaló Choque.

La mañana de ayer, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en conferencia de prensa aseguró que a través de sus medidas de presión el cooperativismo pretende chantajear al Ejecutivo y exigirle la modificación de la Ley Minera, que se promulgó en mayo de 2014, además que se les permita celebra contratos de asociación con empresas privadas nacionales y transnacionales.

“Eso no está permitido constitucionalmente. Ellos quieren vivir cobrando una renta echándose en una hamaca sin trabajar, sin hacer nada y vivir de una renta para alquilar sus cooperativas a empresas transnacionales”, sostuvo.

Por su parte, el ministro de Minería, César Navarro, ratificó que ése es uno de los 10 puntos del pliego de los cooperativistas.

“En la mala experiencia de las cooperativas, ellos no se asociaban con capital privado, les entregaban el área minera al capital privado y el capital privado les pagaba un porcentaje de lo que producían, hoy el único que hace contrato con asociación es el Estado; si ellos (cooperativistas) quieren, pueden asociarse con capital privado, pero pierden su naturaleza de cooperativa”, sostuvo Navarro el miércoles, en rueda de prensa.

El artículo 151 de la Ley de Minería y Metalurgia señala que “las cooperativas mineras no podrán suscribir contratos de asociación con empresas privadas, sean éstas nacionales o extranjeras”.

Consultado sobre el contenido de la ley, el ejecutivo de Fencomin, Carlos Mamani, prefirió no emitir criterios al respecto, aunque reconoció que se requiere modificar la Ley de Minería para otorgar mayores perspectivas de desarrollo a los cooperativistas.

“Son 10 puntos y aquí claramente estamos fundamentando, estamos indicando hasta dónde ha avanzado (la negociación), por qué no ha avanzado o cómo queremos, punto por punto, los 10 puntos, así lo hemos hecho llegar ante los ministros”, dijo Mamani y añadió que las autoridades intentan confundir a la población con sus diferentes versiones.

Por otra parte, los dirigentes de Fencomin cuestionan la decisión del ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, de cambiar a sus representantes dentro esa cartera de Estado, en el Viceministerio y la Dirección de Cooperativas, de manera unilateral e incorporar a personas que no conocen del sector.

“Nosotros teníamos nuestra representación, pero han cambiado, además sostienen que esa instancia no tiene nada que ver con las cooperativas, entonces exigimos que el Gobierno pueda abrir un ministerio para el área que sería el Ministerio de Cooperativas”, sostuvo el dirigente de la Confederación Nacional de Cooperativas de Bolivia, Albino García.

Asimismo, se precisó que el sector planteó al Ministerio de Minería y al Presidente dar un impulso económico o un fideicomiso a la Empresa Minera Metalúrgica Vinto, que es la única que puede adquirir minerales para el Estado, para que pueda honrar sus deudas y continuar con la compra de minerales.

“VULNERAN DERECHOS”

El dirigente de la Federación de Constructores de Bolivia, Valerio Ayaviri, señaló ayer a ABI que rechazan que los cooperativistas mineros se opongan a la libre organización de los trabajadores.

“No estamos de acuerdo en que los hermanos cooperativistas tengan prohibido sindicalizarse, ya que eso muestra que se vulneran los derechos de los trabajadores”, explicó. Afirmó que esa actitud es típica de la parte patronal y dijo que hay “miles” que trabajan como ayudantes en las minas.

ENTRE OFICIALISMO Y OPOSICIÓN

Hay contradicción sobre sindicatos en cooperativas

La Paz | ANF

La senadora del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Patricia Gómez, contradice al presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, y asegura que la modificación a la Ley de Cooperativistas permite la constitución de sindicatos en las cooperativas mineras.

Desde el lunes, cuando las cooperativas advirtieron con iniciar medidas de presión en contra de la modificación de la Ley General de Cooperativas, las autoridades, entre ellas el vicepresidente, Álvaro García Linera; el ministro de Minería, César Navarro, y los presidentes de las Cámaras de Diputados y Senadores, aseguraron que la reforma no afecta a las cooperativas mineras.

“La modificación de un artículo de la ley no afecta a las cooperativas mineras, y simplemente ratifica la legalidad de los sindicatos que ya existen en las empresas de servicios, por ello no se justifica el bloqueo de caminos, no hay argumento válido”, señaló García Linera, en conferencia de prensa, el pasado martes.

Sin embargo, la senadora Gómez dijo todo lo contrario. Precisó que ninguna norma es “casuística” y que en este caso es “genérica”.

“Los cooperativistas mineros no están excluidos de esta norma. Claro que se puede formar sindicatos en las cooperativas mineras, eso es lo que no quieren”, sostuvo la legisladora del opositor PDC.

En cambio, el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, insistió en negar que la norma alcance a las cooperativas mineras.

“No les afecta (a los mineros), están perfectamente conscientes. Ahí (en la norma) no dice que se reconoce a los sindicatos en las cooperativas mineras es muy elemental ahí dice que se reconoce (los sindicatos) en las cooperativas de servicios”.

AFIRMA QUE OBREROS DEBEN ESTAR PROTEGIDOS POR LA LEY LABORAL

Especialista: Cooperativas rechazan sindicatos por camuflar empleados

El trabajo asalariado en las cooperativas mineras se disfraza para evadir las muchas obligaciones laborales que se deben cumplir, ya que estos obreros deben tener contratos regidos por la Ley General del Trabajo y los beneficios que supone, explicó el abogado laboralista, Carlos Moreno.

El especialista se refirió al tema debido al conflicto entre el cooperativismo, particularmente minero, y el Gobierno por la modificación de la Ley General de Cooperativas.

Esta modificación define que los trabajadores del sector tienen derecho a sindicalizarse, algo que la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin) rechaza para evitar las cargas laborales y los conflictos que podrían generar los sindicatos.

La interpretación del Gobierno es que la ley aplica sólo a cooperativas de servicio.

Éste fue el detonante del conflicto y además generó la incorporación de otras demandas, entre las que se contempla la modificación a los artículos 132 y 151 de la Ley de Minería.

“En el cooperativismo, a nombre de ser asociados, se disfraza el trabajo que realizan algunas personas que pueden contar tal vez con contratos, pero que no tienen ninguna validez, toda vez que al tratarse de una relación laboral, los dependientes tienen que gozar de todos los beneficios que se establecen en la norma laboral”, señaló Moreno.

De acuerdo con la Ley de Minería, las labores mineras se llevarán a cabo por los socios de cada cooperativa, “la cual podrá contratar personal dependiente únicamente para labores de carácter administrativo, técnico y asesoramiento”.

Moreno dejó entrever que no se cumple la naturaleza jurídica del cooperativismo, prevista en la Ley General de Cooperativas, que define su carácter de interés social y sin fines de lucro, puesto que las vetas están en manos de los socios que contratan personas para trabajar en la explotación minera, trabajo que se camufla como si se tratara de manejo administrativo, técnico o asesoramiento.

“Entonces, se esconde en una serie de contratos lo que son los derechos y obligaciones entre el empleado y el empleador, porque al presentarse esta situación, el carácter de socio ya desaparece. Hay una relación directa entre el dueño, que puede tener una o varias acciones de la cooperativa, y un dependiente del que requiere sus servicios para realizar una determinada labor; pero esto se esconde lamentablemente”, enfatizó Moreno.

Agregó que este hecho no se descubrirá debido a que al interior del sector se camufla esta ilegalidad y por el temor de perder el trabajo muchas personas no denuncian.

POR EL GOBIERNO

Beneficios otorgados a Fencomin

El sector cooperativo minero, importante aliado del Gobierno, fue calificado por las autoridades como “productores de primera categoría” y en oportunidad de la promulgación de la Ley Minera, 28 de mayo de 2014, el Gobierno comprometió para el sector más áreas de explotación y tecnología.

“Nunca el sistema cooperativo tenía derecho a áreas importantes para la producción, ahora el sistema cooperativo tiene todo el derecho de tener vetas importantes. Hoy, ustedes son productores de primera categoría en el ámbito minero”, señaló en esa oportunidad Álvaro García Linera, que fungía como presidente en ejercicio. Ahora, el sector demanda nuevas concesiones.

Fuera del pago de patentes, las cooperativas no pagan impuestos y dejan regalías al Estado por un 2,5 por ciento de sus ventas, mientras que las empresas mineras pagan un 8,5 por ciento.

Además, las empresas pagan una alícuota adicional del 25 por ciento sobre las utilidades extraordinarias y un impuesto del 12,5 por ciento sobre el valor bruto de las remisiones de las empresas mineras a otros países, porcentajes que no pagan las cooperativas mineras.

Otro beneficio que recibió el sector fue que su deuda con la Corporación Minera de Bolivia pasó al Fondo de Financiamiento para la Minería.

El 30 de mayo de 2014, el Gobierno entregó 100 volquetas a cooperativas mineras para apoyar su producción. La compra demandó 8 millones de dólares.

En esa ocasión, el vicepresidente Álvaro García Linera, quien entregó y repartió los vehículos, aseguró que esto servirá para que el sector mejore su tecnología y producción.

 

 

El Tiempo

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here