Chile.- Esta semana los hombres y mujeres más poderosos de la industria del cobre se reúnen en Santiago para el encuentro anual de la industria.

Y la estrella probablemente será Nelson Pizarro, el presidente ejecutivo de Codelco.

La razón la deja clara un reportaje de Bloomberg publicado ayer domingo: Codelco está recortando costos más rápido que las mineras privadas y gran parte del crédito se lo lleva el ingeniero de 76 años y abuelo de 16 nietos.

Pizarro ha logrado rebajar los costos en 15% y mantener la producción cercana a sus máximos históricos, a pesar del desplome del precio del cobre. Eso le permitió a la minera estatal aportar US$ 1.100 millones al Estado de Chile y convertir a Pizarro en un héroe para el gobierno de Michelle Bachelet, ya que esos aportes permiten financiar sus agenda de reformas en momentos en que la economía está enfrentando una aguda desaceleración.

En el directorio destacan que el 2015 fue el tercer año de mayor producción de cobre de la historia de Codelco. Esto a pesar de que las leyes del mineral llevan acumuladas una caída de casi 20% en la última década. Y hacen hincapié en que la minera generó excedentes líquidos al Estado a pesar de una caída de 20% en el precio del cobre, 40% de caída en el molybdeno y 18% de caída en el precio de la plata.

“Esta transferencia de recursos se debió, completamente, al plan de reducción de costos que se anunció en enero del 2015 por US$ 1,000 millones que se terminó sobreejecutando, ahorrando US$1,203 millones”, revela una alta fuente al interior de la minera.

También destaca que hubo importantes mejoras de productividad, que se expresan en una caída de 8% en los costos directos de la empresa durante el 2015 y el logro (este año) de pasar de la mitad más cara de la industria a la mitad más barata.

La misma fuente dice que a Pizarro y el directorio no se le ha reconocido su compromiso con la transparencia. Explica que la decisión de reconocer que hay activos de Codelco que, a la luz de las condiciones de hoy de los mercados del cobre, no valen tanto como se estimó en los años del boom, debería verse como una virtud. Y agrega que han seguido los requerimientos y procedimientos de las normas contables vigentes para rebajar el valor contable de algunos activos (principalmente la participación de 20% en Anglo Sur que representa un 70% de este ajuste). Y es esa rebaja contable de US$ 2,432 millones la que explica las pérdidas formales por US$ 1,357 millones.

En el reportaje de Bloomberg, que incluye una entrevista con Pizarro, revelan que cuando tomo el timón de la gigante estatal, a mediados de 2014, se dio cuenta de lo feliz que estaban los ejecutivos claves de una de las minas de rendimiento más bajo. Su reacción: los eliminó a todos. El resultado fue que cayeron los costos y la producción se disparó, alcanzando su capacidad por primera vez.

“Faltaba una sensación de vulnerabilidad”, dijo Pizarro en una entrevista con Bloomberg. “La gente tiene que entender la salud financiera de la empresa”, explicó.

Según Bloomberg, la anécdota refleja una filosofía de gestión afinada a lo largo de una carrera de cinco décadas en la industria de la minería en la que se ganó el apodo de “manos de tijera”.

El éxito de Pizarro no es del gusto de todos en la industria.

Para los que apostaban a una reducción de oferta mayor ante la fuerte desaceleración de China, Pizarro es uno de los villanos de la industria, ya que al adaptar con éxito a Codelco a los bajos precios, está ayudando a prolongar que se mantengan deprimidos por más tiempo.

Mientras que algunos de los rivales como Glencore y Freeport McMoRan han anunciado recortes de producción, la industria en general se ha centrado más en la reducción de costos que la producción, según un informe de un influyente centro de estudios de la industria minera.

Societe Generale espera que el excedente de metal dure al menos hasta el 2017.

El proceso de reducción de costos de Codelco no ha estado falto de dolor y ha incluido desde despidos hasta poner fin a fiestas de personal. Sin embargo, Pizarro parece ser ampliamente admirado por su personal, desde los pasillos de la sede Santiago hasta los túneles de la mina El Teniente.

Es una admiración que puede rayar en la idolatría, dice el reportaje de Bloomberg.

Como ejemplo cita la vez en que Pizarro llegó a trabajar en un escarabajo de Volkswagen, algunos administradores empezaron a hacer lo mismo, solo para darse cuenta a los pocos días que su jefe estaba usando uno prestado y regresó a su coche de lujo.

El artículo dice que entre sus mayores admiradores en el Gobierno están el ministro de Energía Máximo Pacheco, quien trabajó con él en la década de 1990, y el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien describe a Pizarro como “un activo muy importante” para Chile.

La magnitud y la importancia de la tarea para el futuro de Chile “te hace querer trabajar gratis”, señaló Pizarro en su entrevista con Bloomberg.

Esa actitud también se ha visto en su compromiso por aumentar los estándares de transparencia y probidad de la minera, proyecto que contó con el apoyo incondicional del presidente del directorio, Óscar Landerretche.

El Mostrador

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here