Los precios del oro subían, luego de haber caído en cuatro de las últimas cinco sesiones, ya que una baja de los mercados bursátiles impulsaba la demanda por activos considerados como refugio.

El oro al contado subía 0.4% a 1,081.83 dólares la onza a las 1121 GMT, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos sumaban un 0.7% a 1,081.50 dólares la onza. El contrato al contado ha perdido casi un 2% en la semana, su mayor retroceso semanal desde el 6 de noviembre.

Las acciones europeas descendían a nuevos mínimos de tres años y medio, en línea con las pérdidas de los mercados asiáticos, ante un nuevo desplome de los precios del crudo el viernes.

“Tuvimos un buen comienzo del año, dado que los precios intentaron consolidarse en un rango más alto de entre 1,080 y 1,100 dólares”, dijo Carlo Alberto de Casa, analista de ActivTrades.

La semana pasada, los precios del lingote ascendieron a un máximo de dos meses de 1,112 dólares la onza, puesto que la volatilidad de las acciones chinas generó preocupación en torno al estado de la economía global, lo que llevó a los inversores a refugiarse en el oro y en otros activos más seguros.

El metal precioso encontraba apoyo en una depreciación del dólar, que perdía un 0.2% contra una cesta de monedas y hacía más baratas las compras del lingote para los tenedores de otras monedas.

El mercado pondrá especial atención al reporte de ventas minoristas de Estados Unidos, que será divulgado más tarde el viernes, y en los comentarios del presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley.

Entre otros metales precisos, la plata bajaba 0.4% a 13.78 dólares la onza, el paladio cedía 1.4% a 482.50 dólares la onza y el platino perdía 1.4% a 822.20 dólares.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here