El portal de la Minería

Participa Unison activamente en problemática generada por derrame en el Río Sonora

0 4

México.- Consciente del compromiso que tiene con la sociedad, la Universidad de Sonora realiza estudios científicos para evaluar el riesgo a la salud humana a causa del derrame de solución ácida enriquecida con metales, registrado el 6 de agosto de 2014 en el arroyo Las Tinajas, y que afectó al Río Sonora.

Desde el inicio de la contingencia ambiental, la alma mater se integró al Grupo Académico Interdisciplinario, y junto con la UNAM y el Itson, se están analizado muestras biológicas (orina y sangre) de habitantes de los municipios afectados, y los resultados se darán a conocer con estricto apego a la ética, así lo dio a conocer el representante de la Universidad de Sonora ante dicho grupo, Leobardo Valenzuela García.

El también director de la División de Ingeniería reveló que se trabaja en la preparación de los procedimientos científicos y de investigación para atender este caso, basados en protocolos internacionales, además de la Normatividad Mexicana, lo que permitirá presentar a la sociedad sonorense datos confiables, de acuerdo a métodos científicos probados.

Para conocer la concentración de metales pesados totales y evaluar posibles afecciones del derrame al medio ambiente, se analizaron muestras de agua superficial, subterránea, suelo, sedimentos, flora y fauna, todo lo anterior con base en metodología científica y procedimientos recomendados por la normatividad mexicana y normas internacionales establecidos para este tipo de estudios, dijo.

Explicó en entrevista que estas muestras se colectaron por duplicado y se analizaron en laboratorios de alta especialidad, tanto de la UNAM como de la Universidad de Sonora, de tal manera que los resultados preliminares arrojan que los valores de concentración de aluminio, cadmio, cromo, níquel, plomo y zinc se encuentran dentro de los intervalos normativamente permisibles.

Lo anterior aplica tanto para el Río Sonora como para el Río Bacanuchi y la mayor parte de las estaciones de muestreo, lo cual se hace extensible a los pozos de agua subterránea localizados en el municipio de Arizpe y en los poblados de Sinoquipe y San José de Gracia, abundó el especialista en hidrometalurgia y medio ambiente.

Esto significa que el agua es apta para su uso en la agricultura y ganadería, no así para consumo humano, pues para ello, el vital líquido debe pasar por un proceso de potabilización y purificación; por otra parte, se encontró mínima acidez del agua, lo que también la hace apta para su uso al encontrarse en estado neutro.

Sin embargo, en algunas estaciones de muestreo se detectó la presencia de aluminio, hierro y manganeso en concentraciones que excedieron ligeramente los valores máximos permisibles, precisó Valenzuela García, miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel II.

Las concentraciones de valores superiores a los establecidos en la normatividad mexicana es una situación normal, ya que la solución ácida derramada es rica en metales pesados, y estos valores se obtuvieron en la zona adyacente a la mina, refirió.

Agregó que previo al derrame, y con base en investigaciones documentadas por la Universidad de Sonora, se establece la presencia de fuentes naturales de metales pesados en la región del Río Sonora y en la presa “El Molinito” debido a su condición geológica natural, convirtiéndola en una zona altamente mineralizada.

Con esta intervención, la Universidad de Sonora refrenda su compromiso y rol activo en los diferentes problemas de la sociedad, y ante los cuales no puede permanecer ajena, subrayó. Asimismo, aclaró que la institución reconoce únicamente los resultados obtenidos por el Grupo Interinstitucional (UNAM-Universidad de Sonora-Itson) para el caso del derrame del Río Sonora.

Por parte de la Universidad de Sonora participan en el Grupo Académico Interdisciplinario los docentes e investigadores Diana Meza Figueroa, especialista en Geología Médica, y Agustín Gómez Álvarez, con estudios en medioambiente y tratamiento de agua; ambos también son miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel II.

Igualmente, colaboran Martín Antonio Encinas Romero, especialista en ciencia de los materiales, y Guillermo Tiburcio Munive, quien cuenta con estudios de posgrado en ingeniería química y experiencia en análisis de materiales sustentables; además de Alejandro Varela Romero, especialista en ecología y biodiversidad; además de Arturo Israel Villalba Atondo, con experiencia en geología ambiental, estos dos últimos catedráticos adscritos al Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Dictus). (LMA)

unison.edu

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.