Otro sitio más de Minería en Línea

Confirma Grupo Peñoles cierre de la Mina de Naica

México.- Ayer directivos del Grupo Peñoles personalmente confirmaron el cierre de la Mina de Naica, a la vez anunciaron que mantendrán presencia en la comunidad para seguir surtiendo de agua al poblado y al Centro Militar de Adiestramiento, que serán liquidados aproximadamente 330 trabajadores y recontratados en Fresnillo, Zacatecas, en donde la empresa mantiene otro proyecto minero.

Ayer los directivos de la empresa minera en punto del mediodía anunciaron ante los trabajadores la decisión, a la par señalaron que sostendrán viva a la comunidad con los empleos que se mantendrán. A la par de los 330 trabajadores del área operativa, también fueron liquidados 70 más del área administrativa a los que no se definió si serán recontratados, hasta la tarde de ayer.

Con este anuncio queda claro que no rindió frutos el buscar otro acceso para seguir aprovechando el plomo que en esa región es abundante y que apenas la semana pasada se había señalado como alternativa para que la mina retomara la actividad.

Esta mina, que durante más de 3 décadas permaneció abierta y dotando de empleos a la comunidad del mismo nombre en el municipio de Saucillo, cierra debido a que la inundación que los mantos freáticos le provocaban desde hace 3 años llegó hasta los 250 metros y hace incosteable e inseguro el poder seguir trabajando allí.

Ésta es la segunda mina de plomo más rica del país; es propiedad de Grupo Peñoles, sin embargo, tras la inundación ocurrida el pasado el 1 de enero, se estimaba que podría estar parada entre 5 y 6 meses para limpiarla y sacar toda el agua de su interior, sin embargo, todos los esfuerzos técnicos y la maquinaria de extracción de última generación que se sumaron a los esfuerzos fueron insuficientes.

El Heraldo de Chihuahua presentó desde el pasado 30 de julio este panorama que algunos intentaron negar, pero que hoy se confirma, ya que el dictamen técnico realizado en esta mina señala que ocurrió un flujo anormal de agua proveniente de la misma infraestructura geohidrológica de la mina, misma que sobrepasó la capacidad de bombeo instalada en los niveles inferiores de ese centro laboral y causó una inundación parcial, así como el paro total temporal de las operaciones.

El paro ha resultado insostenible económicamente para la empresa, ya que por cada 15 días de paro total en la mina Peñoles podría perder en ventas alrededor de 178 millones de pesos, lo que equivale a 12 millones de dólares. El esfuerzo del Grupo Peñoles no sólo ha sido en el sentido de extraer el agua, sino también por mantener a sus empleados, a quienes les ha estado pagando sus sueldos durante todo el tiempo del paro.

Es este el punto más importante a tratar desde el sentido social, pues prácticamente toda la comunidad de Naica depende directa o indirectamente de la actividad minera, y puede vivir la misma suerte que decenas de pueblos mineros, que al desaparecer la actividad, también desaparecen al ser abandonados poco a poco por sus habitantes en busca de nuevas oportunidades laborales.

Esta mina ha sido un ícono de la comunidad por el desarrollo que trajo durante su estancia, sin embargo, de acuerdo con la información, en muy breve plazo el anuncio será oficializado.

Directivos prometieron reapertura en un futuro

SECRETARIO DE ECONOMÍA: Manuel Russek Valles confirmó que la Mina de Naica cerrará, sin embargo destacó que él personalmente no asegura que sea un cierre definitivo, sino temporal, puesto que los directivos del Grupo Peñoles le dieron su promesa de que buscarán reabrirla lo antes posible, luego de que la tecnología y los adelantos en maquinaria permitan drenar el agua que hoy impide que siga el proyecto.

“Yo recibí una comunicación hace como unos 10 días del director general de la empresa, explicándome que desde el punto era muy difícil continuar y que habían decidido cerrar”, indicó. En esta conversación explicó que se acordó liquidar a 330 trabajadores y recontratarlos para que se realizaran otros trabajos en Fresnillo, Zacatecas, en donde integrarían un paquete importante con un esquema de trabajo de 14 días de trabajo por 7 de descanso.

“También 70 trabajadores administrativos fueron liquidados, por lo que el proceso sigue en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social”, explicó. Indicó que es sólo un proceso el que se está llevando a cabo hasta encontrar la forma de poder sacar toda el agua que ha mantenido inundada la mina. “Es importante señalar que se mantendrían la presencia allí para proveer de agua, por parte de algún personal de la empresa que garantizará que no faltará el vital líquido al poblado, ni a la base militar”, culminó.

OEM

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

×