Minería en Línea, el portal de la minería

La planta desalinizadora de Los Pelambres se ha completado en un 86%

La minera chilena Antofagasta (LON: ANTO) ha anunciado que la planta desalinizadora que forma parte de la ampliación de Los Pelambres, valorada en 2,200 millones de dólares, se ha completado en un 86%, mientras que la infraestructura en alta mar destinada a traer el agua de mar está hecha en un 87%.

Lee: Tres comunidades chilenas mantienen la protesta contra la minera de cobre Los Pelambres

Según la minera, este proyecto convertirá a Los Pelambres en la primera operación minera que utiliza agua de mar para producir cobre en la región central de Chile, y beneficiará tanto a la operación existente como a la ampliada en casos de sequía prolongada o severa.

Se espera que la planta, cuya construcción debería estar terminada a finales de año, proporcione 400 litros por segundo de agua desalinizada de calidad industrial.

“Esta planta desalinizadora nos permitirá comenzar a incorporar agua desalinizada a nuestros procesos, con lo cual no sólo avanzamos en la creación de una operación sustentable, sino que también nos adaptamos a la larga sequía provocada por el cambio climático”, dijo Alejandro Vásquez, gerente general de Minera Los Pelambres, en un comunicado de prensa. “Esta es la primera de muchas inversiones que estamos planteando para poder utilizar principalmente agua desalada y reciclada a partir de 2025”.

Lee: Antofagasta recorta sus previsiones para la mina de cobre Los Pelambres

Cómo funciona

Vásquez explicó que un sistema de captación gravitacional que no emplea motor ni succión alimentará a la planta con agua de mar mediante una tubería de 800 metros de largo que está rematada con un filtro.

El directivo también dijo que de cada 10 litros de agua de mar que entren en esta desalinizadora, cinco serán devueltos sin ningún cambio de temperatura ni componentes químicos adicionales, pero tendrán el doble de contenido de sal habitual.

Para hacer frente al agua salada extra, se creará un sistema de descarga que incluye una tubería que estará situada a un kilómetro de la costa y a 26 metros de profundidad. La tubería submarina tiene 1,2 metros de diámetro y contará con 10 difusores para facilitar la dilución de la sal en el mar con la ayuda de las corrientes marinas.

“Según los estudios que hemos realizado, a siete metros de este difusor ya no habrá diferencia entre el vertido y el agua de mar normal”, dijo Vásquez. “La información sobre el funcionamiento de cientos de plantas desalinizadoras similares en el mundo, algunas de ellas en el norte de Chile, demuestra que no tienen ningún impacto negativo en el medio ambiente marino”.

El gerente de Los Pelambres dijo que, independientemente de las evidencias de otros lugares, su equipo realizará un monitoreo continuo del medio marino, de acuerdo a lo establecido en la Resolución de Calificación Ambiental que autorizó la construcción y operación de la planta.

Dado que el proyecto de expansión de la mina está en marcha y se espera que añada 60.000 toneladas de cobre al año durante los primeros 15 años a la producción global de Antofagasta y que aumente el rendimiento de la planta de 175.000 toneladas de mineral al día a una media de 190.000 toneladas al día, también hay planes para una mayor expansión.

Lee: Antofagasta informa de una fuga en la tubería subterránea de la mina de cobre Los Pelambres en Chile

Si Antofagasta logra obtener las aprobaciones ambientales y reglamentarias necesarias para ese segundo proyecto, la empresa está considerando duplicar la capacidad de la planta desalinizadora. Esto significa que la instalación permitirá que el 90% de la operación funcione con agua desalada y reciclada a partir de 2025.

“De esta manera, podremos dejar de usar agua del río Choapa”, dijo Vásquez.

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.