Minería en Línea, el portal de la minería

La minera del Congo amenaza con arrebatar el proyecto de cobalto a su socio chino

En la República Democrática del Congo se agudiza la disputa entre los accionistas sobre una de las mayores minas de cobre y cobalto del mundo, después de que la minera estatal Gecamines amenazara con bloquear las exportaciones o incluso quitarle la mina a su socio, China Molybdenum Co.

Lee: Alphamin informa de un aumento del 46% en los recursos inferidos en el proyecto de estaño Mpama Sur en la RD del Congo

Gecamines, que posee el 20% del holding de la mina Tenke Fungurume, ha acusado a CMOC de manipular las finanzas del proyecto y afirma que le debe millones de dólares en concepto de cánones.

El desacuerdo se ha extendido a quién gestiona realmente la mina: un tribunal congoleño nombró a un administrador temporal para gestionar el holding mientras los accionistas resuelven sus diferencias, pero CMOC insistió en que nada ha cambiado. El administrador, Sage Ngoie Mbayo, afirma que ahora controla las cuentas bancarias de la empresa, pero la semana pasada los soldados congoleños le impidieron entrar en la mina.

Las cosas iban a llegar a un punto crítico el jueves en la primera reunión entre los accionistas y Ngoie en las oficinas de Tenke Fungurume Mining SA en el centro minero congoleño de Lubumbashi. Pero mientras los dos principales ejecutivos de Gecamines estaban allí, los representantes de CMOC no asistieron.

El director general de Gecamines, Bester-Hilaire Ntambwe Ngoy Kabongo, y su adjunto, Leon Mwine Kabiena, dijeron que están preparados para tomar medidas más drásticas, incluyendo la revocación efectiva de la propiedad de CMOC sobre el proyecto mediante la disolución de la asociación.

“Si esto sigue así, vamos a pedir la disolución”, dijo el director general. Los dos ejecutivos se mostraron cada vez más agitados durante la reunión, que duró dos horas en una sala de juntas rodeada de oficinas de la empresa, por lo demás vacías, mientras los guardias armados permanecían fuera.

“Lo que CMOC está haciendo ahora es robar, es engañar, es encubrir”, dijo Mwine, añadiendo que eran “mentirosos”, “saqueadores”, “bandidos” y “criminales”.

CMOC no respondió inmediatamente a las preguntas sobre la reunión o las declaraciones de Gecamines. La compañía dijo previamente que la mina está operando como de costumbre sin ningún cambio en la gestión, y la producción está batiendo los objetivos. En su informe anual de 2021, CMOC dijo que la comunicación con Gecamines era “compleja y dinámica” y que planeaban contratar a un tercero independiente para verificar los desacuerdos sobre las estimaciones de reservas “y resolver las diferencias a través de una negociación justa e imparcial.”

Cualquier interrupción de las operaciones o de las exportaciones de Tenke Fungurume podría provocar ondas en los mercados mundiales de metales. El Congo es uno de los principales productores de cobre del mundo y, con diferencia, el mayor proveedor de cobalto, un mineral clave para las baterías. Sólo Tenke representa alrededor del 14% de la producción mundial de cobalto, según cálculos de Bloomberg a partir de cifras de Darton Commodities Ltd., y se espera que el yacimiento dure décadas.

Lee: Zijin pone en marcha un proyecto de exploración de litio en la República Democrática del Congo

CMOC compró el control del proyecto a Freeport McMoRan Inc., con sede en Phoenix, hace unos cinco años, en una operación que acabó costando a la empresa más de 3.000 millones de dólares. La mina produjo 209.120 toneladas de cobre y 18.501 toneladas de cobalto en 2021, según CMOC.

Disputa por las reservas

La disputa entre los socios actuales comenzó alrededor de agosto pasado, cuando CMOC anunció que invertiría otros 2.500 millones de dólares para más que duplicar la producción en la mina. Los responsables de Gecamines se preguntaron cómo podría conseguir ese enorme aumento sin elevar sus estimaciones de reservas, lo que provocaría el pago de cánones de 12 dólares por tonelada, según Ntambwe.

A las pocas semanas del anuncio de CMOC, el Presidente del Congo, Felix Tshisekedi, formó una comisión para examinar la asociación y Gecamines no tardó en presentar una demanda ante el tribunal comercial de Lubumbashi.

En febrero, el tribunal falló a favor de Gecamines, ordenando que Tenke Fungurume Mining SA fuera dirigida durante al menos seis meses por Ngoie, que tiene un doctorado en geohidrología y trabajó anteriormente para varias minas del Congo, incluida TFM.

El gobierno congoleño dejó en suspenso el nombramiento mientras la comisión presidencial intentaba negociar con CMOC, pero las conversaciones se han vuelto a romper, según Mwine, que también es coordinador de la comisión.

Ngoie dijo que no está del lado de CMOC ni de Gecamines, y que su preocupación era la salud de la empresa.

“Yo soy la iglesia en medio del pueblo”, dijo. Además de las cuentas bancarias de TFM, Ngoie dijo que pronto controlará sus exportaciones. “No van en avión, sólo van por carretera. Y de una forma u otra, lo controlaré”, dijo. “Tengo el poder para hacerlo”.

Mwine afirma que Gecamines tiene derecho, como accionista, a bloquear las exportaciones del proyecto.

“También se pueden hacer arreglos tácticos a nivel de carreteras para que no pueda salir la producción de TFM”, dijo. “Tenemos muchas opciones sobre la mesa y si siguen con este juego, las cosas se pondrán más difíciles”.

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.