Minería en Línea, el portal de la minería

Tesla busca el primer grafito para baterías en EE.UU. con un acuerdo de suministro de Syrah

Tesla Inc. ha acordado adquirir la mayor parte del grafito para baterías de una planta de producción prevista en Luisiana, en su carrera por asegurarse el suministro de este material clave en un mercado dominado por China.

Lee: Graphite One cotiza al alza por el interés en el suministro de grafito

Syrah Resources Ltd., con sede en Melbourne, suministrará a la empresa de Elon Musk material de ánodos de grafito durante un período inicial de cuatro años, con una opción de compra de volúmenes adicionales sujeta a una mayor expansión de la planta de Syrah en Vidalia, dijo la empresa australiana en un comunicado. Está previsto que la planta de Luisiana procese grafito procedente de Mozambique para convertirse en la primera fuente estadounidense de ánodos de grafito para la industria de fabricación de vehículos eléctricos y baterías de iones de litio, de rápido crecimiento en el país.

El acuerdo con Tesla ayudaría a apuntalar una decisión final de inversión en la planta de producción que se espera para el mes que viene y ayudaría a asegurar el suministro local, dijo por teléfono el director general de Syrah, Shaun Verner. China produce casi todo el grafito utilizado en la producción de materiales para ánodos, cuya demanda se prevé que se quintuplique para finales de la década, según BloombergNEF.

“Esta concentración supone un riesgo para los rivales que buscan construir cadenas de suministro de baterías nacionales, como Estados Unidos y Europa”, dijo BNEF en un informe del 2 de diciembre.

A principios de este mes, Tesla pidió al gobierno de EE.UU. que renunciara a los aranceles sobre el grafito procedente de China, alegando que no podía acceder a suficiente material de otros lugares. La tasa de producción inicial de 10.000 toneladas al año de Vidalia podría abastecer alrededor del 3% de la demanda de baterías en Estados Unidos para 2025, según las estimaciones del sector citadas en una presentación de Syrah.

Los principales fabricantes de baterías y vehículos eléctricos están recorriendo el planeta para asegurarse el suministro de materiales para baterías como el litio, el cobalto, el níquel y el grafito, ya que el impulso mundial hacia un futuro más ecológico dispara la demanda en un momento de restricción de la oferta agravada por la pandemia. En julio, Tesla cerró un importante acuerdo de compra de níquel con BHP Group, la mayor empresa minera del mundo.

Lee: Las baterías de automóviles eléctricos sin cobalto y níquel son un éxito rotundo

Syrah suministrará a Vidalia grafito procedente de su explotación de Balama, en Mozambique, que se reanudó en marzo tras ser suspendida en 2020 por los efectos de Covid-19. El plan a largo plazo es ampliar la producción en Vidalia hasta un mínimo de 40.000 toneladas anuales a mediados de la década, dijo Verner.

Las acciones de Syrah se dispararon hasta un 35% el jueves tras el anuncio -la mayor subida desde marzo de 2020- antes de ser puestas en suspenso a la espera de una declaración de la empresa sobre más información relativa al anuncio.

Reuters

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.