La mejoría en el precio del cobre hará que los resultados financieros de las mineras del país sean positivos este año. Sin embargo, en términos de producción las noticias no serán tan positivas, impactando la participación de mercado que tiene el país.

Según estimaciones realizadas por la consultora especializada Plusmining, la producción de cobre del país cerraría este año en cerca de 5,1 millones de toneladas, lo que significaría una disminución de unas 400 mil toneladas del metal rojo.

Cálculos que, de concretarse, golpearían la participación mundial del país en la producción del commodity . El año pasado Chile se mantuvo con distancia de sus competidores, como el principal productor de cobre con una cuota de 26,9%. Sin embargo, este año bajaría a poco más del 24%, según la consultora.

“Si bien la participación se recuperará a futuro, este año bajará por lo especial que ha sido, principalmente por los problemas de producción, como fue la huelga en Escondida”, comentó el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo.

La paralización de la principal faena del metal en el mundo, por 44 días, impactará los números del país. A esto se suman otros efectos, como la caída en las leyes del mineral.

Empresas como Codelco, por ejemplo, informaron al primer semestre una baja del 5,34% en su producción, respecto de igual período del año pasado.

A esto se suma el crecimiento en la producción de Perú, industria que ha puesto en marcha en el último tiempo faenas de gran tamaño, como lo es Cerro Verde. Pese a la fuerte caída, los próximos años la participación chilena en la producción mundial de cobre tendería a estabilizarse, manifestó Guajardo. Según Plusmining, entre 2018 y 2025 la participación nacional en el metal rojo oscilará entre el 25% y 26%.

“Al final, lo que estamos viendo es que durante este período la producción de Chile aumentaría 3% promedio, muy en línea con tasa de crecimiento de la producción mundial”, sostuvo.

Falta de proyectos nuevos

Pese al repunte que tendrá el volumen de cobre chileno desde 2018, el experto encendió las alarmas por lo que podría ocurrir desde 2025 en adelante.

“Los niveles de producción desde 2025 hacia delante, y la participación que tendrá Chile en el mundo, dependerán de las decisiones de inversión que se tomen ahora y los datos no son muy alentadores”, afirmó.

Es preocupante, a su juicio, la falta de proyectos totalmente nuevos, denominados greenfield , en el país, lo que podría hipotecar el sitial de Chile en la industria.

Apuntó a que la mayoría de los proyectos incluidos en el catastro de inversión minera realizado por Cochilo, y que suman US$ 64.856 millones, corresponden a expansiones de faenas existentes.

“Estos aspectos más estructurales podrían empezar a pesar en la producción de Chile y su participación de mercado más allá del 2025. Por eso es relevante tomar decisiones adecuadas ahora”, opinó.

Añadió que se debe avanzar en la disminución de la incertidumbre, que generan, por ejemplo, los procesos de tramitaciones ambiental, de manera que se puedan ejecutar los proyectos. Además, cree necesario establecer los incentivos para la generación de nuevas faenas, a través de la atracción de capital especializado en su desarrollo.

“Si no se promueven nuevos proyectos, estaremos sujetos a las expansiones que, si bien son importantes, tienen límites, en un marco de caída de leyes y deterioro de otras variables mineras”, finalizó.

5,1 millones de toneladas sería la producción chilena de cobre durante este año, según estima Plusmining.

35,7% fue la participación nacional en la producción mundial del metal rojo en 2007, hace diez años.

US$ 64.856 millones suma el catastro de inversiones realizado por Cochilco. La mayoría de los proyectos considerados corresponden a faenas actuales.

 

 

 

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here