Los precios del cobre subían levemente el lunes tras cerrar el primer trimestre con una ganancia de 5.6%, mientras que los del aluminio se mantenían cerca del máximo de 28 meses alcanzado la semana pasada ante las expectativas de un mercado más ajustado.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía un 0.2%, a US$ 5,846 por tonelada, tras caer un 2% el viernes.

Es probable que el mercado del cobre sufra una escasez este año debido a la falta de nuevos suministros y la extracción de hasta 800,000 toneladas en los últimos 18 meses en respuesta a una caída de los precios, dirá el martes el jefe de cobre y diamantes de Rio Tinto en una cumbre en la capital chilena.

En tanto, el referencial del aluminio en la LME caía un 0.5%, a US$ 1,952 la tonelada, a las 1003 GMT. La semana pasada, el metal utilizado en transporte y envasado subió a US$ 1,981, su nivel más alto desde diciembre del 2014.

Unos datos que mostraron que la actividad manufacturera en China se expandió en marzo por noveno mes consecutivo ejercía cierta presión sobre los metales básicos.

El zinc bajaba un 0.5% a US$ 2,757, el plomo caía un 1.3% a US$ 2,309, el estaño cedía un 0.8% a US$ 20,005 y el níquel perdía un 0.4% a US$ 9,990.

Rueters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here