México.- Guerrero es el quinto lugar en producción nacional de oro, su dinámica minera se concentra en los municipios de Teloloapan, Arcelia, Cocula y Eduardo Neri, con un potencial de inversión de más de 2,000 millones de dólares para los próximos seis años. El primer paso para desarrollarlos es el Tecnopolo en Iguala, sede del clúster minero del estado, debido a que es el centro de logística de la región.

De acuerdo con información del Clúster Minero de Guerrero, a cargo de Alfredo Phillips, el Plan de Desarrollo Estatal considera a la minería como uno de los ejes fundamentales para la transformación económica de la entidad.

El Cinturón de Oro de Guerrero llamó la atención de empresas mineras de Canadá, lo que permitió, con el apoyo de la Secretaría de Economía, la firma de un memorándum de entendimiento con la Asociación de Servicios y Suministros y Servicios Mineros del Área de Sudbury (SAMSSA, por su sigla en inglés).

Al respecto, Alfredo Phillips dijo que el estado va a aprender de la experiencia de la SAMSSA, que tuvo una situación similar, y en los últimos 15 años se convirtió en el clúster minero más importante del mundo; “a nosotros eso nos da una oportunidad de aprender de lo que ellos han hecho bien”.

El Clúster Minero de Guerrero, la Corporación de Desarrollo Económico del Gran Sudbury (GSDC, por su sigla en inglés) y la SAMSSA tienen una Carta de Intención de desarrollo a fin de aprovechar el alto potencial de oportunidades para el trabajo conjunto en torno a la minería responsable, a través de cadenas de valor e inversiones estratégicas.

Este complejo fue creado en octubre pasado y se une a la lista de los clústeres de Sonora, Chihuahua, Coahuila y Zacatecas, con la ventaja que le da el Servicio Geológico Mexicano, que ubica a Guerrero como el principal estado con potencial geológico en los próximos 15 años.

Colaboración

El acuerdo incluye cooperación en emprendimiento comercial, transferencia de conocimiento, colaboración en educación e innovación tecnológica, aunque no crea ninguna obligación contractual, financiera o legal para las partes, y estará vigente por los próximos tres años.

Alfredo Phillips explicó que el clúster canadiense tiene más de 3,000 empresas dedicadas a temas tecnológicos de punta en minería subterránea desde tecnología, transferencia de conocimientos, y toda la cadena de valor que una firma minera puede llegar a requerir, incluyendo al sector de servicios que se pueden usar en el estado; el Tecnopolo de Iguala, añadió, será un instrumento para facilitar la llegada de las empresas canadienses de Sudbury, por lo que atraerá a más firmas para el tema minero.

El nuevo clúster minero de Guerrero está integrado por siete empresas, cuyo objetivo es apoyar a medianas y pequeñas empresas mineras para que puedan desarrollar la proveeduría en este sector.

 

El Economista

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here