México.- El Sindicato Nacional de Mineros lleva a cabo toda una estrategia jurídica y política, para que su secretario general Napoleón Gómez Urrutia regrese a México en el corto plazo, y evitar cualquier artilugio legaloide contra el dirigente.

En conferencia de prensa, Gómez Urrutia explicó que espera que ésta sea la última videoconferencia que ofrezca desde Vancouver, y pueda retornar al país en el 2017, ya que lo único que falta para ello es que el gobierno federal garantice la seguridad de su regreso, ya que la persecución política en su contra continúa.

“Creemos que este gobierno debe resolver esta situación antes de que se vaya”, sostuvo el dirigente y planteó que se espera que el régimen haga una declaración pública y abierta, y una reunión con el presidente de la República con la dirigencia del gremio encabezada por él, con la idea de darle vuelta a la página.

Esto es porque no hay razón para que continúe esta disputa, pues ya pasaron cuatro años de este sexenio y no se ha logrado resolver este conflicto, cuando es un tema que iniciaron los panistas, que ya ni están gobernando. Además ya no hay ninguna demanda activa en su contra, y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió a su favor y lo exoneró de todas las falsas acusaciones que había en diversos tribunales. Sin embargo, dijo, da la impresión de que “hay compromisos muy fuertes” de algunos empresarios del sector como los dueños de Grupo México, Grupo Peñoles y Grupo Acerero del Norte, con algunos gobernantes, para impedir a toda costa su retorno al país, lo que es intolerable.

 

La Jornada

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here