El oro repuntó un 1.3% el viernes, después de que el dólar aumentó sus pérdidas tras datos de ventas minoristas en Estados Unidos inesperadamente planos en julio.

El reporte sin cambios del viernes sugirió que el gasto del consumidor se está enfriando tras el brioso avance del 4.2% del segundo trimestre. Economistas esperaban un alza de las ventas minoristas del 0.4% y de un 0.3% en la lectura subyacente en julio.

El oro al contado trepó hasta un máximo de sesión de 1,355.80 dólares la onza y ganaba un 1.04%, a 1,351.86 dólares a las 1420 GMT.

El dólar cedía un 0.5% frente a una cesta de destacadas monedas tras los datos, que hicieron que los inversores dieran marcha atrás en sus expectativas sobre cuándo subirá las tasas de interés la Reserva Federal.

El oro es altamente sensible al alza de tasas en Estados Unidos, ya que aumenta el costo de oportunidad de tener el lingote, que no devenga intereses, mientras impulsa al dólar, moneda en la que está tasado.

El presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, afirmó el jueves que el incremento de tasas este año sigue siendo una posibilidad real, ante la aceleración de las presiones inflacionarias.

No obstante, los futuros de los fondos federales indican que los operadores estiman que hay un 43% de posibilidades de que la Fed suba las tasas en su reunión de política económica del 13-14 de diciembre, por debajo del 47% previo a los datos.

En otros metales, el platino trepaba un 0.7%, a 1,148 dólares la onza, tras caer un 3% el jueves. El paladio ganaba un 0.4%, a 688.45 dólares, en camino de acabar la semana con una leve pérdida. La plata subía un 0.2%, a 20.15 dólares la onza.

Reuters

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here