México captó 491 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector de la minería durante el primer semestre del 2016, reflejo de la reactivación del interés de empresas extranjeras, luego de que registrara salidas por 21 millones de dólares en todo el 2015, informó la Secretaría de Economía.

Las llegadas de IED en la primera mitad del año se dirigieron sobre todo a la extracción de cobre (226 millones de dólares), oro (152 millones) y plata (105 millones).

México no había registrado una cifra negativa en los arribos de IED en el sector de la minería durante el periodo de registros en línea de la Secretaría de Economía, desde 1999.

“El 2015 fue, quizá, el año más complicado para la minería desde el 2004, cuando inició un positivo ciclo de crecimiento sostenido del sector”, dijo Daniel Chávez, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

En la cresta de este ciclo, México llegó a captar 5,265 millones de dólares de IED en el sector minero en el 2013 y desde entonces tuvo dos caídas consecutivas.

La Camimex afirmó en su último reporte anual que el 2015 ha sido considerado por los analistas como uno de los años más difíciles a los que se ha enfrentado la industria minera, comparando la situación con la de la crisis financiera mundial del 2008, la crisis financiera asiática de 1997 e incluso la que se produjo tras el derrumbe de la Unión Soviética en 1991.

Chávez agregó que a partir del 2013 las cotizaciones internacionales de los principales metales y minerales han venido cayendo, afectadas por una menor demanda de insumos por parte de China y una apreciación del dólar estadounidense frente a otras monedas.

En los últimos 15 años, China ha sido un importante motor para la economía global, pero el año pasado enfrentó su peor crecimiento de los últimos 25 años, con un exceso de capacidad industrial, una menor demanda de materias primas y una reducción en su consumo.

La más reciente encuesta de la Camimex reveló que las empresas de México proyectan invertir 4,700 millones de dólares en la minería en el 2016, de los cuales 483 millones serían canalizados a la exploración. Darse tal monto de las inversiones totales implicaría un aumento de 1.5%, mientras que la suma en exploración representaría una disminución de 8.5%, a tasa anuales.

La tendencia de las inversiones mineras en México es resultado de la exploración llevada a cabo en los años pasados, incluida una década -que comenzó desde finales del 2003 y culminó en el 2012- en la que el sector pasó por un auge.

emp_int_mineras_190816

El Economista

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here