México.- Sobre otros posibles cambios a la composición actual de las monedas mexicanas, la Cámara Minera de México (Camimex) dijo que ya se ha acercado en el pasado al Banco de México para solicitar que los metales importados utilizados en la acuñación sean sustituidos por otros componentes que puedan ser producidos en nuestro país.

Las monedas de diez pesos, por ejemplo, contienen un diez por ciento de níquel en la parte central y un seis por ciento en el anillo perimétrico.
México no produce níquel, por lo que el cien por ciento de este componente debe importarse para ser utilizado en la acuñación de monedas.

Por esta razón, la Camimex ha sugerido sustituirlo por cobre, zinc e incluso plata, aunque este último elemento podría modificar de forma importante el costo final de la acuñación de estas denominaciones.

Este año, el Banco de México ordenará la acuñación de 2 mil 237 millones de conos para agregar a los casi 32 mil millones de monedas que ya se encuentran en circulación en el país. Actualmente, el 35 por ciento de estas monedas son de diez centavos.

El Financiero

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here