República Dominicana.- El Proyecto Barrick Pueblo Viejo es una reserva minera de categoría mundial con una historia que data desde 1975, cuando los depósitos de óxido de Pueblo Viejo fueron explotados por Rosario Dominicana hasta su agotamiento en 1999.

El Estado dominicano, más adelante, realizó una licitación internacional, la que fue adjudicada a la empresa Placer Dome, firmándose en 2001. Durante 2006, Barrick Gold adquirió los activos de Placer Dome en todo el mundo, incluyendo con ello los derechos en el proyecto Pueblo Viejo.

La Ley General de Minería es la 146, del 4 de junio de 1971, donde establece el regulamiento de la actividad minera en el país y la forma de ejercerla. Amparada en la Ley No. 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales que debe de establecer los medios, formas y oportunidades para la conservación y uso sostenible de los recursos naturales, reconociendo su valor real, que incluye los servicios ambientales que éstos brindan, dentro de una planificación nacional fundamentada en el desarrollo sostenible, con equidad y justicia social.

El Estado y la Barrick

Luego de que el presidente del país, Danilo Medina, hiciera un llamado a la Barrick en febrero de 2003, el Gobierno dominicano y la empresa minera Barrick Gold, firmaron la Segunda Enmienda al Contrato Especial de Arrendamiento de Derechos Mineros (CEAM).

Con relación a esa temática el presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró que no era mala idea poner un impuesto a las utilidades extraordinarias que recibía la minera por la venta de oro en el mercado internacional.

“Los anglosajones crearon el concepto de tasas de impuestos por utilidades extraordinarias que no sería mala idea aplicar en estos momentos a actividades como el oro, la minería de oro y otros minerales con las ganancias extraordinarias que están logrando, más porque es un recurso que no se produce, se extrae, y que pertenece al pueblo dominicano”, expuso Correa en uno de sus discursos en 2013. Los puntos acordados clarifican aspectos y suman nuevas medidas que repercutirán positivamente en la distribución de beneficios a favor del pueblo dominicano.

El monto acordado equivale al 51.3% del total de los beneficios brutos, en vez de un 37.1% que recibía con el acuerdo anterior.

Arlina G. Peña, gerente de Comunicaciones de Barrick Pueblo Viejo, inició el recorrido al explicar que la historia de Barrick en el país comienza en 2006 cuando se da paso a la negociación, más adelante, en 2008 la instalación y su operación comercial para 2013.

“Barrick Pueblo Viejo representa hasta el momento la inversión más grande de la historia de la República (4.5 billones de dólares) para operar como mina, y esta cifra representa la mayor inversión extranjera que se hace en el país. En 2015 la Asociación Dominicana de Exportadores reconoció a la empresa como una de las que más aportan a la economía y cuya gestión ha permitido la remediación del pasivo ambiental histórico”, explicó Peña.

La gerente de Comunicaciones agregó que son signatarios del Código Internacional de Cianuro, que se encarga de regular la participación minera para el uso responsable de ese equipo. “Para 2014, el sector minero creció un 20.3%, a partir de la entrada de Barrick Pueblo Viejo, eso implicó una generación de más de US$1,700 millones a la economía y de este valor el 64%permanece en República Dominicana”, dijo Peña

Francisco Peguero, supervisor senior de Medio Ambiente, en su participación afirmó que el nivel ambiental en Barrick Pueblo Viejo tiene la misma importancia que la salud y la seguridad, porque esta es una inversión estratégica de medio ambiente. “Esta es una inversión minera que viene desde el descubrimiento, esta es la mina del nuevo mundo”, enfatizó.

Según Peguero, cuando Barrick llegó a RD lo que recibió fue un campo entero de pasivo ambiental.

Peguero aseguró que prevenir la contaminación durante el proceso de extracción minera es la prioridad de la empresa, y eso se logra haciendo los análisis correspondientes y dando un monitoreo constante.

“No se puede sacar una onza de oro si se impacta al medio ambiente. Existe el compromiso de cumplir con todas las normativas nacionales e internacionales para regular todo el proceso que implica. Nuestro sistema de gestión ambiental hace cumplir las políticas ambientales, el gran enfoque es la transparencia”, insistió.

Monitoreo comunitario

La Barrick tiene dentro de sus procesos el monitoreo comunitario, que consiste en capacitar a las personas de las comunidades para evaluar la acción de la empresa en sus alrededores, es decir, que la comunidad es jurado en esta gestión. Además participan las instituciones públicas, que dan monitoreo constante. Hay audiciones permanentemente.

Beneficio

Para Arlina Peña el impacto inmediato más palpable con relación al empleo es que en Sánchez Ramírez se redujo a un 2.1 la tasa de desempleo, colocándola entre las 10 principales provincias del país con menos nivel de desempleo. Estos empleos que se generan en la zona representan una gran oportunidad para los munícipes. A la fecha, se han generado 2,000 empleos directos y 14,000 de forma indirecta.

Cuidado

Barrick tiene un plan de cierre que debe ser recuperado por medio de la reforestación, la revegetación y recolección de residuos sólidos por personas de la misma comunidad. Para ejercer una minería responsable, Barrick Pueblo Viejo procesa los minerales mediante tecnología de oxidación a presión, así protege la flora y la fauna.

Responsabilidad social de la empresa minera

El principal objetivo es capacitar a las personas de las zonas aledañas a través de diferentes proyectos, como es el caso de monitoreo comunitario, que mediante talleres y un conjunto de capacitaciones las personas reciben las herramientas técnicas para conocer el proceso de la mina y su proceder, informó Mónica Abreu, superintendente de Responsabilidad Social de la empresa minera.

Las operaciones de Responsabilidad Social de Barrick Pueblo Viejo están concentradas en cuatro provincia: San Pedro de Macorís, en la cual está la planta que suple la energía eléctrica para la operación; Monte Plata, donde pasa una gran parte de la línea de transmisión que une la planta de energía con las plantas de operaciones, que están en Sánchez Ramírez y en Monseñor Noel que hay una subestación de energía por si falla la planta principal.

“Con la participación y la integración generamos un compromiso entre los principales gestores del desarrollo. Como parte de la responsabilidad social se les ha entregado a las comunidades aledañas más de trescientas obras comunitarias”, sostuvo Abreu.

Listín Diario

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here