El oro finalizó la semana con un alza de 2.43 por ciento y se vendió en mil 274.33 dólares por onza debido al aumento en la aversión al riesgo y la perspectiva sobre un retraso en la normalización de la política monetaria de Estados Unidos, lo que impulsó la demanda por los metales preciosos.

De acuerdo con analistas de Banco Base, el oro comenzó a ganar luego de la publicación de la nómina no agrícola de Estados Unidos, el 3 de junio, y volvió la preocupación por el crecimiento económico mundial, el cual motivó la demanda por activos refugio.

En Europa, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, declaró que la productividad de la Eurozona se deterioró por un crecimiento económico débil, el cual puede causar un daño permanente en la región.

Así, la plata finalizó con una ganancia semanal de 5.60 por ciento, cotizando en 17.33 dólares por onza, y el cobre terminó con un retroceso semanal de 4.27 por ciento, al ubicarse en cuatro mil 496 dólares por tonelada métrica.

Esta cotización se debió por la caída en el precio de los hidrocarburos y por los de débiles indicadores económicos en China y una baja en la demanda del activo a nivel mundial.

Por un lado, China mostró una disminución en las importaciones de cobre durante mayo, importando 0.43 millones de toneladas métrica a diferencia de los 0.45 millones en abril. Además, la inflación en el país estuvo por debajo de las expectativas del mercado, al posicionarse en 2.0 por ciento.

Por su parte, el hierro aumentó 4.95 por ciento, al ofrecerse en 52.56 dólares por tonelada métrica, en tanto, el plomo retrocedió 1.79 por ciento, al ofertarse en mil 691.25 dólares por tonelada métrica.

En el mercado energético internacional, el crudo Brent ganó 1.67 por ciento, al quedar en 50.47 dólares por barril y el West Texas Intermediate (WTI) ganó 0.66 por ciento y se vendió en 48.95 dólares por tonel.

NTX

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here