Colombia.- La empresa minera Eco Oro, que lleva más de 20 años en fase exploratoria para el proyecto ‘Angostura’, hoy enfrenta un proceso de reestructuración al que se vio obligada tras el fallo de la Corte Constitucional, emitido el pasado 8 de febrero, en el que se prohíbe la minería en los páramos del país. Esta reducción de personal se traduce en 35 empleados de los 65 que tiene entre administrativos y en campamento.

Al respecto, Mark Moseley Williams, presidente de esta compañía, confirmó a Vanguardia.com que con este fallo se ve en riesgo el futuro del proyecto de Angosturas. “Ante esta incertidumbre, estamos obligados a reducir nuestras operaciones al mínimo, mientras se define la situación. En este sentido, el propósito de la solicitud de despido colectivo elevada ante el Ministerio del Trabajo obedece, precisamente, a la necesidad de surtir el trámite legal establecido para aquellos casos en que, como este, se requiere reestructurar una empresa”.

Mientras el Presidente de Eco Oro explica que durante estos más de 20 años explorando “no hemos podido construir un proyecto minero, ni extraer el primer gramo de oro”, el Sindicato de Trabajadores Mineros de Santander, Sintramisan, manifiesta que “se está cometiendo un atropello con los empleados”.

“Se trata de trabajadores que llevan entre 7 y 12 años trabajando con la compañía, algunos le han entregado toda su vida al proyecto Angosturas y siempre han estado defendiendo a la compañía en todas las instancias. Hay personas con lesiones calificadas por la ARP como enfermedades profesionales y algunos con más de 60 años de edad”, aseguró Freddy Gamboa, presidente de Sintramisan, y quien manifestó que son aspectos que el Ministerio de Trabajo debe tener en cuenta y analizar antes de tomar una decisión.

No obstante, la realidad de la empresa es otra. Mark Moseley Williams precisó que la solicitud de despido responde a que la empresa, con 14 títulos mineros otorgados e inscritos en el Registro Minero Nacional en zona de páramos, “ha realizado una inversión que supera los 240 millones de dólares, y no se ha recuperado un dólar de ese dinero”.

Lo anterior –como lo consigna la solicitud de despido colectivo presentada al Mintrabajo– “(…) constituye una circunstancia de fuerza mayor que pone a la empresa en una situación de inminencia de entrar en cesación de pagos, por quedar imposibilitada para desarrollar su objeto social, y por tanto las circunstancias que le dan origen a los contratos de trabajo dejaron de existir”.

Dicha solicitud expresa que esta situación los obliga a terminar el contrato de trabajo del 54% de su planta de personal, incluyendo tanto el personal del campamento, como administrativo, representado en 35 cargos. Además, la situación que enfrenta la minera ya deja ver sus efectos, pues no se ha efectuado el pago de nómina de mayo a trabajadores en campamento, como lo manifestaron algunos de ellos a esta redacción.

Sindicatos exigen garantías

Tres reuniones ha sostenido el personal directivo de Eco Oro con los trabajadores en el municipio de California, Santander, donde opera la empresa. En ellas se expuso la posibilidad de un retiro voluntario, al cual no se ha acogido ningún trabajador.

“Nos preocupa, porque en las reuniones el presidente de la empresa ha puesto en consideración la posible liquidación de la compañía, y con esto ellos perderían el derecho sobre los títulos mineros. Exigimos explicaciones técnicas y jurídicas, porque esto genera una problemática social y económica”, afirmó Freddy Gamboa, presidente de Sintramisan.

Sin embargo, el Presidente de Eco Oro no confirmó su retiro de la zona, ni el futuro del proyecto Angostura, al considerar que son escenarios que dependen de las conversaciones que se están llevando actualmente con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. “Prefiero no referirme al tema mientras estemos en conversaciones”, afirmó.

Al respecto, el presidente del Sintrametalúrgica (un segundo sindicato en la empresa), Jaime Otálora, manifestó que no están de acuerdo con el despido colectivo y que solicitarán al Ministerio de Trabajo que rechace esta solicitud.

“Estamos en la defensa de los derechos de los trabajadores, porque en Eco Oro hay un buen número de trabajadores enfermos, y vamos a solicitar que a ellos se les permita seguir laborando en el receso para retirar el proyecto. Hay un trabajo de mantenimiento ambiental que debe hacer la empresa y los empleados enfermos podrían seguir laborando en ello”, afirmó Otálora.

Sintrametalúrgico es otro sindicato minero que cuenta con 15 trabajadores en Eco Oro, de los cuales seis presentan alguna enfermedad de tipo laboral, según afirma su presidente. Estos trabajadores llevan entre cuatro y cinco años laborando en la empresa, razón por la que presentarán una solicitud ante el Ministerio de Trabajo para que se niegue el despido colectivo.

Vanguardia

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here