El portal de la Minería

La minería recuperó competitividad

0 4

Argentina.- La industria minera recuperó su competitividad al nivel de los países de la región, pero para concretar las millonarias inversiones anunciadas deberá lograr “la licencia social” que permita que varios de los proyectos en carpeta se puedan concretar en provincias que restringen la minería metalífera, afirmó el presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, Marcelo Álvarez.

A partir de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional “la Argentina se encuentra hoy en un nivel de competitividad, en el que antes no estaba, en comparación con Chile, Perú y otros países de América latina que nos permite entrar en igualdad de condiciones frente recursos cada vez más escasos”, definió Álvarez en entrevista exclusiva con Télam.

“La minería tiene una mala percepción en la comunidad y tenemos que partir de esa base para recuperar el diálogo y reconstruir confianza”, dijo a Télam el titular de CAEM y también directivo de la minera GoldCorp.

En ese doble camino de concretar las inversiones en un marco de mayor consenso social, el sector volvió a plantear “la creación de un organismo multidisciplinario privado que opere en el control de medio ambiente, desarrollo comunitario y transparencia de la minería”, que estaría integrado por “universidades, institutos tecnológicos y un organismo internacional que lo lidere”.

El sector minero anunció, días atrás, inversiones por U$S 20.000 millones al 2021, lo que para Álvarez fue la forma de “blanquearle a la sociedad lo que la minería tiene en cartera; lo que significaría para el país en términos de ingresos; de empleo y de exportaciones para que la sociedad, por el camino del diálogo y el consenso, pueda darse cuenta del beneficio potencial” que está en condiciones de aportar esta industria al desarrollo nacional.

Esta inversión propuesta tiene una serie de proyectos en diferentes etapas de exploración, de estudios de factibilidad y otros listos para iniciar, aunque atentos a “un marco de cuestiones macroeconómicas nacional e internacional que se tienen que ir acomodando en el año”.

Pero el sector minero advierte que la actividad tiene pendiente “trabajar con el Estado nacional, las provincias y las comunidades en cuestiones que tienen que ver con aquellos distritos donde todavía la minería metalífera o el uso del cianuro no está permitido” y requiere “un debate profundo, abierto y sincero de los beneficios y problemas que puede tener la minería”.

La propuesta de CAEM, de avanzar en un diálogo con los sectores que rechazan la minería, responde a que hay proyectos dentro de las millonarias inversiones anunciadas -como San Jorge, en Mendoza, o Navidad, en Chubut- que están en provincias que va a requerir de un trabajo de diálogo y relacionamiento con las autoridades instituciones y organizaciones sociales.

Para el titular de CAEM, el camino del diálogo y el consenso “va a permitir abrir espacios con acuerdos para la construcción de la licencia social” teniendo en cuenta que los proyectos de inversión que están en cartera hoy “representan alrededor del 20% del potencial geológico argentino, con lo cual el potencial de crecimiento es muy grande”, destacó.

La Cámara de empresarios mineros estimó que estas inversiones además de inyectar a la economía nacionale más de U$S 6.500 millones en impuestos, llegará a los lugares donde menos desarrollo hay dentro de la Argentina y en los que la minería “puede ser lo que la agricultura fue para la pampa”, en la potenciación de sus recursos naturales.

Por la quita de retenciones a las exportaciones mineras, el Tesoro dejó de percibir U$S 235 millones al año, pero a criterio de Álvarez la medida nos coloca al mismo nivel de tributación que los países desarrollados y casi al mismo nivel que Chile, Perú y Brasil.

“No sólo no es correcto que la minería no tributa o tributa poco, sino que paga lo mismo que cualquier industria que se desarrolla en el país y está al nivel que el resto del mundo”, enfatizó el directivo.

En ese contexto, en los planes del sector, se afianza la idea de retomar un crecimiento que contempla el desafío de dar valor agregado a la materia prima, desarrollar la inversión infraestructura y la necesidad de implementar planes de desarrollo de largo plazo que se deben construir junto al Estado nacional, las provincias y los actores sociales.

También plantea avanzar en acuerdos binacionales con lógica bioceánica que permita utilizar el Pacífico como salida para productos mineros, ante la realidad que a pesar de tener la misma Cordillera con Chile, el vecino país exporta unos U$S 50.000 millones al año, y Argentina cerró el 2015 con menos de U$S 4.000 millones.

Veladero: “Una oportunidad para buscar soluciones”

El presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Marcelo Alvarez, entendió que el derrame del cianuro comprobado en el desarrollo Veladero en la provincia de San Juan “es una gran oportunidad para la industria de trabajar con la sociedad para que no vuelva a suceder y buscar soluciones superadoras”.

“No nos podemos quedar en la lógica de la reparación, sino trabajar para que no vuelva suceder”, afirmó el titular de la cámara que reúne a la cadena empresaria del sector minero. Para Álvarez, accidentes como los de Veladero “pueden pasar en ésta y en otras industrias, pero hay que destacar que en la Argentina las empresas que operan en minería cumplen con los estándares internacionales para mejorar la calidad de sus proyectos”.

“Lo más importante es la forma de responder y siempre habrá que buscar soluciones superadoras para que estas cosas no vuelvan a suceder y se logre mejorar el desarrollo de los proyectos”, enfatizó el directivo. Álvarez, también directivo de la empresa Gold Corp, aseguró que la mayoría de las empresas son multinacionales, que “cumplen los estándares internacionales, que operan en otros países”.

Télam

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.