Cobre Las Cruces ha iniciado una etapa de reducción de costes ante la caída del precio de las materias primas, según han indicado a Europa Press fuentes de la compañía, quienes precisan que la matriz First Quantum ha ordenado reducir costes, una instrucción dada desde finales del pasado año.

Las fuentes han indicado que la reducción de costes es común a todos los centros de la compañía, y ha apuntado que a Cobre Las Cruces no está afectando excesivamente”, de forma que la mina andaluza ha facturado menos porque vende más barato y los beneficios se reducen.

Según ha publicado este viernes ‘ABC’, la mina sevillana ha logrado mantener su nivel de actividad con la producción de 70.030 toneladas de cátodos de cobre, una cifra muy parecida a la del año anterior, cuando obtuvo 71.090 toneladas.

Agrega que los ingresos de la compañía ascendieron a 353 millones el pasado año, frente a los 370 millones de ejercicios anteriores, mientras que el beneficio bruto fue de 87 millones, frente a los 157 millones del ejercicio anterior, lo cual implica un desplome del 45 por ciento.

PROYECTO DE FUTURO

Cobre Las cruces está inmersa en una apuesta, llamada Proyecto PMS, para lograr dar continuidad a la actividad minera a partir de 2021, toda vez que, según indica en su boletín periódico, bajo el yacimiento de sulfuros secundarios de cobre actualmente en explotación en Cobre Las Cruces existe una reserva adicional de Sulfuros Primarios Polimetálicos

(PMS), que contiene cobre, zinc, plomo y plata, además de otros elementos potenciales como oro e indio, que permitiría dar continuidad a la actividad minera a partir de 2021.

En su boletín, consultado por Europa Press, indica que, de confirmarse esta apuesta, “no solo supondría el mantenimiento de la actividad minera en el actual emplazamiento de CLC, sino un hito en la aplicación de tecnologías innovadoras para aprovechamiento de mineral”.

CLC ha diseñado un nuevo proceso (denominado Sical, esto es, ‘SIlver Catalyzed Atmospheric Leaching’), que consiste en “combinar de forma óptima las tecnologías actualmente disponibles con otras nuevas fruto del desarrollo innovador del equipo de tecnología”.

Mediante este proceso, por vía hidrometalúrgica, sería posible obtener los cuatro metales principales existentes en el yacimiento, de forma eficiente, “maximizando su recuperación para que pueda aportarse todo el valor añadido posible, minimizando los riesgos económicos y manteniendo los estándares ambientales”.

La planta de tratamiento diseñada aprovecharía en gran medida las instalaciones ahora existentes, de forma que “se reduciría muy sustancialmente la inversión precisa”.

Agrega que, “dada su versatilidad, sería posible alargar ‘sine die’ la vida de la planta alimentada eventualmente con mineral y/o concentrados procedentes de otras minas”.

Apunta en el boletín que en el otoño de 2015 finalizaron los sondeos de mineral primario, que han supuesto más de 10.000 metros de perforación en 86 sondeos y que permitirá conocer con mayor precisión los recursos minerales de esa bolsa ubicada bajo el yacimiento actual. Los resultados permitirán trabajar con un modelo de mayor precisión.

El proyecto contempla igualmente la utilización del mineral primario que CLC almacena en su instalación de estériles de mina. Adicionalmente, Cobre Las Cruces cuenta con varios permisos de investigación concedidos

por la Administración regional, que podrían aportar otros minerales complementarios utilizables.

Apunta que también “se han destinado recursos importantes para

la construcción de la planta piloto –que servirá para validar las tecnologías y obtener los parámetros necesarios para diseñar las nuevas instalaciones industriales– adelantando en un año la ejecución de un ‘ítem’ crítico para el PMS”. Esta instalación se encuentra actualmente con la obra civil concluida y se está colocando la estructura. Asimismo, se han aprobado inversiones para 2016 y 2017, destinadas al desarrollo del proyecto.

CLC precisa que todas las administraciones conocen ya el Proyecto

PMS, tanto la Consejería de Medio Ambiente como la Dirección General de Industria, Energía y Minas, de la Junta de Andalucía, así como la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

El objetivo es lograr que la nueva planta esté en marcha a mediados de 2020, de forma que pudiera enlazar con la finalización del proyecto de secundario actual.

El Proyecto PMS permitiría “prolongar la vida del proyecto minero actual; contribuir al desarrollo estratégico de la minería andaluza, aportando una nueva planta hidrometalúrgica muy versátil; y diversificar la cartera de productos, incorporando a la línea de cobre actual, las de zinc, plomo y plata”.

EuropaPress

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here