Minería en línea
El portal de la Minería

Mercado petrolero tardará en recuperarse

0
Mercado petrolero tardará en recuperarse
Evalúa esta publicación

Los precios de los energéticos cayeron 40.7% anual en el último tercio del 2015. Para comienzos de este año, en particular para el petróleo, el dibujo de una tendencia a la baja persistió por la debilidad de la demanda mundial, el fuerte suministro de Estados Unidos y las expectativas de que Irán podría volver a los mercados internacionales antes de lo previsto.

Los analistas de FocusEconomics, en su nuevo informe sobre commodities, esperan que las cotizaciones del mercado energético, dirigidas principalmente por el crudo, comenzarán una recuperación lenta y gradual desde los mínimos actuales, con un crecimiento anual de 22.1%, en el cuarto trimestre de este año.

Esta dinámica estará liderara por el Brent y el WTI. Los pronósticos refieren que ambos indicadores tocarán mínimos históricos en el primer tercio del 2016, con un promedio de 34.5 y 32.9 dólares por barril, respectivamente, y a partir de ese periodo, comenzarían el trazo de una pendiente positiva, para alcanzar un promedio de 48.5 y 47.5 dólares, al cierre de este año.

Sin embargo, el vaticinio manifiesta que al finalizar el 2017, el precio del petróleo no rebasaría la barrera de los 60 dólares por barril.

Las predicciones de la consultoría apuntan a una recuperación frágil por los riesgos que existen, como un mayor aumento de exportaciones de Irán y un mejor desempeño de los envíos petroleros de Libia, es decir, un exceso de oferta que pesa sobre los precios si la demanda mundial se debilita más de lo esperado.

Panorama volátil

El pasado 20 de enero, los precios del Brent y el WTI tocaron fondo, pero se recuperaron en los siguientes días debido a especulaciones de que Rusia y la OPEP se reunirían este mes para discutir un recorte de la producción de 5 por ciento.

A medida que los recortes de producción no se materializaban, la recuperación fue de corta duración y cayeron en las dos primeras semanas de febrero, debido a temores de que el crecimiento global continuara tambaleándose.

Los precios globales del petróleo continuaron cayendo este mes, por la preocupación entre los inversionistas de que el crecimiento económico global continúa mostrando signos de debilidad, como consecuencia de la notable desaceleración en las economías emergentes.

A este factor se le sumó la declaración de la Agencia Internacional de Energía (AIE), sobre que el excedente global de petróleo es más grande de lo que se había estimado, y la terminación de las sanciones internacionales relacionadas con el programa nuclear de Irán, que dará lugar a un aumento de la producción y de las exportaciones petroleras.

A pesar de que el consenso de FocusEconomics prevé que el Brent se recupere en un futuro (48.5 dólares por barril en el cuarto trimestre del 2016 y 58.7 dólares, en igual periodo del 2017), el intervalo para el cierre de este año está muy dividido: la previsión máxima de la mayoría de los analistas quedó en 66 dólares por barril, mientras algunos panelistas consideraron una previsión mínima de 30 dólares.

En el caso del WTI, la situación es similar. Un precio promedio de 47.5 dólares por barril al finalizar este año y 56.5 dólares, en el último tramo del 2017. Para el cuarto trimestre del 2016, la previsión del precio máximo es de 65 dólares por barril, mientras que el mínimo, de 30 dólares.

Temores renovados

En el último trimestre del 2015, los precios de los commodities disminuyeron 26.7% anual, debido a una combinación de oferta abundante, la débil demanda mundial y la fortaleza del dólar.

En enero, los commodities observaron que la evolución de los precios en los metales básicos era contradictoria; que la debilidad persistió en el sector agrícola y que el repunte de los metales preciosos, impulsados por el oro, se debió al aumento de la aversión al riesgo.

Los analistas proyectan que los precios de las materias primas subirán este año, aunque se espera que la recuperación sea gradual. Los motivos son que un ajuste lento en el mercado petrolero y los recortes globales a la producción de este año, junto con la idea de que muchos mercados están más cerca de tocar piso, ejercerá una presión al alza sobre las cotizaciones al final del año.

Sin embargo, se espera que un dólar fuerte persista este año en la política monetaria de los principales bancos centrales.

Por otra parte, las perspectivas de crecimiento para la economía mundial continúan deteriorándose, debido a las condiciones económicas alarmantes de los emergentes.

Bajo este contexto, se tiene la expectativa de que los precios de las materias primas esten débiles durante la mayor parte del 2016, aunque podría haber un alza de 5.3% en el cuarto trimestre del 2016.

te_int_mercado1_170216

El Economista

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.