El sector siderúrgico de México está bajo presión por los bajos precios y el incremento de las importaciones, pese a ciertas señales positivas. Las acereras lidian con el desplome de precios, lo que en parte deriva del exceso de capacidad de China. El metal promedió US$220/t en diciembre en la Bolsa de Metales de Londres, por debajo de los US$500/t del último mes de 2014.

Las empresas han seguido despidiendo trabajadores y recortando la producción pese a que en octubre se impuso un arancel por seis meses de 15% sobre la importación de 97 tipos de acero con miras a que las siderúrgicas reactivaran inversiones multimillonarias.

AHMSA

Altos Hornos de México (Ahmsa) anunció el despido de 600 personas este mes a raíz del deprimido mercado siderúrgico.

El productor de acero, con sede en el estado de Coahuila, fue uno de los primeros en reaccionar a la caída de los precios el año pasado al anunciar una disminución de 20% en la producción y fuerza laboral y el congelamiento de inversiones previstas por US$251 millones (mn) para crecimiento.

Sin embargo, comentó que avanza con una inversión por US$180mn en una planta de tratamiento térmico y otra de desgasificación.

AUTLÁN

El productor de ferroaleaciones Minera Autlán tomó este mes la medida de suspender de manera indefinida las operaciones en su planta de silicomanganeso Gómez Palacio en respuesta a las complicadas condiciones de comercialización y las prácticas de dumping, situaciones que se responsabilizan a compañías asiáticas.

Si bien Autlán ha adoptado medidas para abordar el problema mediante protocolos antidumping, su impacto tardará en hacerse notar.

ArcelorMittal confirmó el año pasado que planea reducir la producción de planchones en México en 90% a pesar del arancel aplicado a las internaciones.

Pero no todo fue negativo. Grupo Simec confirmó en diciembre que invertirá US$600mn en una fábrica de aceros especiales (SBQ) en el país.

EL FUTURO

A pesar de las señales de reactivación de algunas inversiones paralizadas en el sector acerero de México, la industria se ve sometida a una enorme presión por los bajos precios y el dumping.

Si bien los intentos por combatir este último factor continúan mediante procedimientos antidumping, a muchas siderúrgicas no les quedará otra que rebajar la producción ante el desplome del valor del acero.

Lo positivo es que la Secretaria de Economía de México podría estar dispuesta a extender e incluso subir el arancel a las importaciones cuando culmine su aplicación en abril, mientras que la pujante indicó automovilística impulsa la demanda de empresas como Ternium.

Bnamericas

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here