Chile.- El Gerente de la Fundición Hernán Videla Lira, Orlando Rojas Devia, realizó el balance correspondiente al año 2015 y proyectó los compromisos de la fundición para los próximos 12 meses, en el marco de los desafíos medio ambientales para el año 2018.

En el sencillo acto que tuvo lugar en el Centro de Capacitación de Paipote y que contó con una nutrida asistencia de trabajadores y trabajadoras, Rojas Devia reconoció que el año 2015 fue un año muy complejo.

En este sentido argumentó que el problema climático de marzo marcó todo el quehacer no sólo de Paipote, sino que de toda la región y del país, lo que en definitiva incidió en todo orden de cosas.

En su balance, el gerente dijo que más allá del profundo dolor relativo a las pérdidas de vidas humanas que enlutaron a nuestra región y a todo el país, también hubo grandes pérdidas en lo material, ya que la infraestructura urbana se vio sometida a duras pruebas, de cuyos daños y falencias, aún nos estamos recuperando.

Añadió que todas estas implicancias de la tragedia exigieron al máximo a la comunidad, en lo psicológico, en lo anímico y en lo humano, de lo cual no estuvieron ajenos los trabajadores y trabajadoras de Paipote.

“La pérdida material, con el consabido deterioro y en algunos casos con la pérdida total de la vivienda, tampoco fueron ajenas para nosotros”, enfatizó Orlando Rojas. “Varios de nuestros trabajadores de ENAMI fueron alcanzados por la desgracia y se vieron afectados junto a sus respectivas familias”, recordó.

En este ámbito valoró el trabajo de ENAMI en lo social, destacando que gracias al esfuerzo y el voluntariado de muchos se pudo reaccionar y apoyar a los afectados, propiciando condiciones para que éstos alcanzaran cuanto antes mayores grados de normalidad.

En su informe, el Gerente de Paipote destacó además el trabajo de ENAMI hacia la comunidad, resaltando que “tuvimos la gran oportunidad de acercarnos y apoyar a nuestros vecinos.

“Nuestro compromiso de buen vecino fue puesto a prueba y de manera silenciosa y respaldándonos en un equipo humano y técnico de nuestra fundición, ENAMI Paipote salió a la calle a solidarizar con la gente de Estación Paipote, de Pintores de Chile, de Punta Negra y de otros puntos geográficos de Copiapó, hasta donde llegamos con víveres, abrigo, agua, máquinas y equipos para despejar las calles y poder enfrentar la emergencia que vivía, en general, toda nuestra región”, recordó Rojas Devia.

De igual modo, el ejecutivo destacó el acuerdo encabezado por nuestro Vicepresidente, Jaime Pérez de Arce, en la campaña “La Minería Ayuda a la Minería, de la cual también formaron parte la SONAMI, la Seremi de Minería y otras empresa mineras del sector privado.

“Fueron largos días y mucho trabajo, pero tenemos la satisfacción de que este esfuerzo y la actitud solidaria de muchos de nuestros hombres y mujeres de Paipote, es reconocido hoy por nuestras autoridades y por nuestra propia comunidad”, puntualizó.

20 DIAS DE DETENCION

En lo que respecta a la productividad, el gerente de Paipote reconoció que el 2015 no fue un buen año y argumentó que las consecuencias del aluvión también afectaron a la fundición. Recordó que Paipote debió paralizar por casi 20 días, en principio por el tema del aislamiento y las dificultades para desplazarse desde y hacia Paipote, a lo que luego se sumó la emergencia ambiental por la polución existente en la ciudad, lo que obligó a retrasar la puesta en marcha del proceso productivo.

Añadió que a lo anterior se sumó la caída en el precio del cobre, lo que afecta al sector minero y también a la Empresa Nacional de Minería y destacó que para el 2016 se estiman valores inferiores a los 2 dólares, lo que nos augura difíciles momentos para toda la minería, recalcó.

MEJORES ESFUERZOS

Pese a las proyecciones para el sector minero para el año 2016, en lo que respecta a Paipote, el gerente formuló un llamado a redoblar los esfuerzos y seguir trabajando. En este contexto fue enfático en señalar que “Paipote está trabajando comprometidamente para dar cumplimiento a las exigencias ambientales que regirán para las fundiciones del país, a contar del año 2018 y junto con ello transformar Paipote en una Fundición de clase mundial”.

Orlando Rojas dijo a los trabajadores que hay que estar preparados para este nuevo proceso, ya que ello – argumentó – implica dar un paso adelante en materia de modernización.

“Tenemos que potenciar nuestro recurso humano, mejorar nuestros indicadores e ir generando el avance que nos lleve por la buena senda para cumplir las metas”. Será un año con muchos desafíos – enfatizó el gerente – agregando que frente a ello se requiere ser más eficientes y productivos e incorporar estándares que nos propicien ser la empresa de fomento minero del estado, para el Siglo XXI.

“Los invito a que sigamos trabajando y sumemos optimismo y esfuerzo para poder alcanzar nuestros desafíos”, concluyó el gerente de Paipote.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here