Las acciones de Glencore frenaron su caída el martes, tras perder alrededor de un tercio de su valor el lunes, y varios corredores consideraron que fueron exageradas las preocupaciones sobre las materias primas y la enorme deuda de la compañía.

Las acciones de Glencore subieron 10.75%, a 76 peniques, pero mantenían una pérdida de 27% desde el viernes, por los temores de que no está haciendo lo suficiente para reducir su deuda y soportar una caída prolongada de los precios mundiales de los metales.

Los analistas de Citi dijeron que Glencore debería considerar pasar a ser privada a través de una compra de la empresa por parte de los directivos, si continuaba la mala racha del mercado.

procesos glen

Tal medida permitiría dar pasos fáciles hacia una reestructuración más profunda para enfrentar la caída de los precios de los metales y podría conducir a un listado posterior de activos en Bolsa.

“En caso de que el mercado accionario siga manifestando su falta de voluntad para valorar el negocio de manera justa, la dirección de la firma debería convertirla en privada, para que las medidas de reestructuración se puedan tomar con facilidad y rapidez”, dijeron los analistas de Citi en una nota a los clientes.

Asegura que está sólida

Glencore aseguró que su negocio sigue siendo “operativamente y financieramente sólido”, y que confía en los fundamentos a mediano y largo plazo de sus productos.

“Tenemos un flujo de caja positivo, buena liquidez y absolutamente ningún problema de solvencia”, dijo un portavoz de la compañía en un comunicado el martes.

“Glencore no tiene contratos de deuda y sigue manteniendo fuertes líneas de crédito y un seguro acceso al financiamiento”, agregó.

El presidente ejecutivo de la firma, Ivan Glasenberg, tuvo que ceder a la presión de los accionistas de este mes y acordó recortar los 30,000 millones de dólares de deuda de Glencore y proteger su calificación después de que se desplomaron los precios de sus principales productos: cobre y carbón.

Glencore planea suspender dividendos, vender activos y recaudar efectivo, entre otras medidas, para reducir su deuda neta en un tercio a finales del 2016.

La firma, que cotiza en la Bolsa de Valores de Londres, ya ha recaudado 2,500 millones de dólares a través de una colocación de acciones.

Tras el anuncio de Glencore sobre sus planes de corte de deuda, la calificadora crediticia Moody’s confirmó la calificación “Baa2” de la empresa, pero cambió la perspectiva de Estable a Negativa.

Lo anterior, explicó Moody´s, “para reflejar el alcance de las prolongadas dificultades de mercado que podría provocar una recuperación más lenta en el perfil financiero de Glencore”.

Reuters

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here