Los precios del oro alcanzaron el viernes un máximo de dos semanas luego que la Reserva Federal anunció en la víspera que dejó estables las tasas de interés en Estados Unidos. La decisión presionaba al dólar y aumentaba la incertidumbre sobre el momento en el que se realizará la primera alza de las tasas de interés de Estados Unidos en casi una década.

A las 09:46 GMT, el oro al contado subía un 0.5 por ciento a 1,136.06 dólares la onza. Más temprano, los precios llegaron a los 1,138.80 dólares la onza y si mantienen la tendencia podrían cortar una racha perdedora de tres semanas.

La Fed mantuvo el jueves sin cambios su tasa de interés de referencia, reconociendo preocupación por una economía mundial débil, la volatilidad de los mercados financieros y la deprimida inflación, pero dejó la puerta abierta para un modesto endurecimiento de su política monetaria más adelante este año.

El oro se ha beneficiado en los últimos años de tasas de interés ultra bajas, que reducen el costo de oportunidad de mantener a los lingotes, que no rinden intereses, y presionan al dólar.

La divisa estadounidense bajó a un mínimo de tres semanas contra una canasta de monedas, mientras que las acciones en Europa fueron lastradas por las pesimistas declaraciones de la Fed sobre el estado de la economía.

La Fed pronostica además que la inflación sólo se acercará lentamente hacia su objetivo de 2 por ciento, lo que podría ser visto como un factor negativo para el oro, que a menudo se compra como protección contra la inflación.

La mayoría de los principales bancos en Wall Street espera que la Fed empiece a subir las tasas en diciembre, según un sondeo que Reuters realizó el jueves. En otros metales preciosos, la plata ganaba un 0,7 por ciento a 15,22 dólares la onza.

El platino bajaba un 0.2 por ciento a 978.99 dólares la onza, mientras que el paladio operaba estable en 607.90 dólares la onza.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here