Los precios del oro se aproximaron este lunes a mínimos de tres semanas al avanzar el dólar ante las expectativas de que la Reserva Federal subirá los tipos de interés después de este verano.

En lo relativo a la división Comex del New York Mercantile Exchange, los futuros sobre oro para entrega en agosto se negociaron a 1.187,70 durante la mañana de la jornada de negociación en Europa, con un retroceso del 0,18% o 2,10 USD.

Los precios se movieron en un estrecho rango de entre 1.185,70 y 1.197,30 USD. El oro se negoció durante la jornada del viernes en 1.189,80 USD por onza troy, con un avance del 0,08% o 1,00 USD.

Era posible que los precios encontraran un soporte en 1.181,20 USD por onza troy, su mínimo del 28 de mayo, y una resistencia en 1.208,90 USD por onza troy, su máximo del 26 de mayo.

El índice dólar, que sigue la evolución de esta moneda con respecto a una cesta de otras seis divisas principales, avanzó este lunes un 0,6% hasta 97,52, no muy apartado de los máximos de cinco años registrados la semana pasada en 97,88.

La fortaleza del dólar suele lastrar al oro, pues reduce el atractivo del metal como activo alternativo y encarece las materias primas denominadas en dólares de cara a titulares de otras divisas.

El dólar ni se inmutó siquiera tras conocerse el viernes que la economía estadounidense se contrajo durante el primer trimestre, pues recientes indicios sobre un repunte del crecimiento seguían respaldando las expectativas de que suban los tipos de interés.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció que el producto interior bruto de la nación se contrajo a una tasa anual del 0,7% durante los tres primeros meses del año, a pesar del crecimiento del 0,2% que se había estimado anteriormente.

Los inversores aguardan la publicación de datos clave previstos para el transcurso de la jornada para conocer más indicios acerca de cuándo subirán los tipos de interés y del estado de la economía.

A lo largo de esta jornada, el Instituto de Gestión de Suministros publicará los datos sobre la actividad del sector manufacturero de mayo. Los actores del mercado estarán también pendientes del informe sobre empleo no agrícola que se publica el viernes.

El billete verde se ha visto muy respaldado durante las últimas jornadas ante los rumores de que la Reserva Federal subirá los tipos de interés en septiembre.

Recientes datos económicos indicaban que la economía estadounidense está ganando fuelle tras la ralentización del primer trimestre, lo que refuerza las expectativas de que los tipos de interés subirán este año.

Las expectativas de que se adelante la subida de los costes de financiación indican una tendencia bajista del oro, pues el metal precioso lo tiene difícil a la hora de competir con otros activos rentables cuando suben los tipos de interés.

Por otra parte, en el Comex, la plata para entrega en julio se dejó un 0,08% o 1,3 centavos para negociarse a 16,68 USD por onza troy. La plata cerró la jornada del viernes con un avance del 0,19% o 3,2 centavos y un precio de liquidación de 16,70 USD.

Por otra parte, en el Comex, el cobre para entrega en julio avanzó un 0,15% o 0,4 centavos para negociarse a 2,732 USD por libra. El cobre se desplomó durante la jornada del viernes hasta 2,724 USD, su cota más baja desde el 24 de abril, para después cerrar la jornada con un retroceso del 1,43% o 3,9 centavos y un precio de liquidación de 2,728 USD.

Un par de informes manufactureros publicados este lunes agravaron las preocupaciones suscitadas en torno al estado del sector manufacturero chino.

La lectura definitiva del índice sobre el sector manufacturero del HSBC correspondiente al mes de mayo, se situó en 49,2 puntos, permaneciendo por tercer mes consecutivo por debajo del nivel de 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción de la actividad.

Mientras, el índice oficial de gestores de compras sobre el sector manufacturero de China ascendió hasta una lectura de 50,2 puntos el mes pasado, frente a los 50,1 registrados en abril, tal y como estaba previsto en el mercado.

La economía china registró su menor tasa de crecimiento de los últimos seis años durante el primer trimestre, avivando los rumores de que los responsables de la política monetaria tendrán que implementar más medidas de expansión cuantitativa para activar la economía ante los deslucidos datos sobre crecimiento.

Desde noviembre, el Banco Popular de China ha implementado una serie de medidas de estímulo, incluyendo tres bajadas de los tipos y dos recortes de los requisitos de reservas para los bancos centrales, con el fin de impulsar la actividad económica y activar el crecimiento.

El Gigante Asiático es el mayor consumidor de cobre del mundo y concentra casi el 40% del consumo mundial. Los inversores en cobre consideran la actividad industrial de China como un indicador de la demanda de cobre de la nación, pues el metal rojo se utiliza mucho en este sector.

En el mercado de divisas, el euro retrocedió con respecto al dólar este lunes lastrado por las preocupaciones en torno a las previsiones de incumplimiento de Grecia.

Las preocupaciones en torno a un posible incumplimiento se han agravado desde que Atenas advirtiera el mes pasado de que no podría cumplir con la devolución si para entonces no se ha llegado a un acuerdo de reformas por efectivo con sus acreedores internacionales.

Grecia tiene que pagar 305 millones de EUR al Fondo Monetario Internacional antes del 5 de junio.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here