La tierra ha vuelto a temblar en la mina de Riotinto (Huelva). A las 14.05 estallaba el primer barreno en el emblemático yacimiento que este viernes recobraba el sonido característico de una mina que se despereza tras 14 años de inactividad por el cierre de la minería metálica. La empresa española Emed Tartessus, filial de la multinacional chipriota Emed Mining, ha empleado 6.500 kilos de explosivos para explosionar 28.000 toneladas de mineral estéril. Una acción que ha allanado el camino para acometer las tareas de desmonte que conducirán hasta el mineral. El yacimiento, rico en cobre, ha producido, además, en los últimos 150 años de forma intensa azufre, oro y plata.

La voladura forma parte de los preliminares para la puesta en funcionamiento, en unos meses, de la actividad minera, cuando la empresa culmine todo el proceso administrativo. La mina, histórica porque de sus entrañas han extraído mineral diferentes civilizaciones, debe contar aún con la licencia de apertura que tramita el Ayuntamiento de Riotinto, gobernado por el Partido Popular (PP). Para esa apertura el gobierno municipal ha solicitado información a la Junta que responderá de forma inmediata, según ha asegurado la directora de Industria, Minas y Energía, María José Asensio. La compañía, que ha invertido 212 millones de euros para producir cinco millones de mineral al año, confía en tener una vida de producción de mineral de 20 años. La mina necesitará en esta primera fase de producción una plantilla de 250 personas a las que hay que sumar los puestos de trabajo indirectos e inducidos que triplicará esa cifra. Alrededor del 70% de los operarios proceden de la Cuenca Minera de Huelva.

Más allá de los aspectos técnicos, lo que gravita en el fondo de esta operación de ingeniería es el componente emocional que para los vecinos de la Cuenca Minera, castigada por el desempleo y huérfana de alternativas, tiene contemplar la recuperación de uno de los sustentos de su economía. “Se está empezando a mover la tierra. Por eso, desde el punto de vista técnico y especialmente psicológico es para nosotros y para los vecinos de la comarca muy relevante el escuchar el primer barreno”, afirmó este viernes María José Asensio. El delegado de la Junta en Huelva, José Fiscal, subrayó el “día histórico” que la voladura ha marcado en el devenir de una actividad minera “que se había perdido hacía años”.

Cuando esté operativa, serán tres los yacimientos que estén activos en la provincia de Huelva. Además de la de Riotinto, están las minas de Aguas Teñidas y de Sotiel Coronada, ambas explotadas por la compañía Matsa.

Para el consejero delegado de Emed, Alberto Lavandeira, tras el esfuerzo invertido para poner este proyecto en marcha, “hoy es un día emocionante”. Lavandeira ha explicado que el siguiente paso en los próximos meses “es el arranque progresivo de las instalaciones” para empezar en este mismo año a producir mineral. El objetivo es la extracción de mineral cobrizo y la producción de concentrado de cobre.

El País

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here