Los recursos del Fondo Minero, que serán distribuidos a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), servirán para apoyar proyectos de desarrollo en los estados y municipios donde se lleve a cabo la extracción de minerales.

De acuerdo con un comunicado de prensa, durante una reunión del titular de la SEDATU, Jesús Murillo Karam, con integrantes de la Cámara Minera de México (Camimex) se destacó que dichos recursos serán distribuidos entre los 24 estados que tienen actividad minera en el país.

Murillo Karam subrayó que se debe apoyar proyectos que sean auténticamente productivos y señaló que, por ejemplo, la mayor parte de los denominados Pueblos Mágicos son de origen minero.

Relató el caso de Real del Monte, el cual durante un tiempo se convirtió en un pueblo fantasma hasta que se hizo un proyecto para enfocarlo a la actividad turística.

El secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano dijo que una industria minera moderna, como la que existe actualmente, no deja solo ruinas, sino genera condiciones de desarrollo específico en zonas mineras.

Arturo Nahle García, subsecretario de Desarrollo Agrario de la SEDATU, explicó a los integrantes de la Cámara que derivado de las reformas a la Ley de Derechos las empresas mineras deberán pagar impuestos adicionales y el 80 por ciento de dichos recursos serán regresados a los estados y municipios donde se hagan las extracciones.

Expuso que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público será la encargada de llevar a cabo la recaudación de los impuestos, mientras que la SEDATU distribuirá los recursos, basada en los registros que le proporcionará la Secretaría de Economía sobre las actividades de producción minera.

Detalló que además la SEDATU deberá validar los proyectos que presenten los núcleos agrarios, municipios o estados para asegurarse de que el recurso se utilice adecuadamente, con proyectos que verdaderamente apoyen el desarrollo regional en las zonas mineras.

Para ello, agregó, la ley prevé la integración de comités, conformados por un representante de la industria minera, otro de los gobiernos locales, otro de los ejidos y uno del Gobierno de la República, quienes serán los encargados de establecer cómo se va a distribuir el recurso.

Por otra parte, Nahle García subrayó que por instrucciones del secretario Murillo Karam se conformará un área con mediadores que ayuden a conciliar entre las empresas mineras o de hidrocarburos y los ejidatarios y comuneros.

El subsecretario de Desarrollo Agrario resaltó la importancia de la mediación para lograr acuerdos justos, que no sean ventajosos para nadie. Porque hemos visto en el pasado, acuerdos que a veces no favorecen a la industria y muchas veces tampoco favorecen a los núcleos agrarios, dijo.

Previamente, Sergio Almazán Esqueda, director General de la Cámara, presentó al secretario Jesús Murillo Karam un panorama general de la minería, resaltando que México es un país con vocación minera ya que más del 70 por ciento de su territorio es susceptible de contar con yacimientos minerales, superficie de la cual sólo el 30 por ciento ha sido explorada.

Destacó que este sector genera el 8.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) industrial y el 3 por ciento a nivel nacional, da empleo a más de 2 millones de personas, además de que México es uno de los principales productores de plata, cobre, oro y zinc en el mundo.

En la reunión estuvieron presentes los miembros de la Cámara representantes y directivos de empresas como Minera Frisco, Corporación First Majestic, Minas de Bacis, New Gold-Minera San Xavier, Baramin, Grupo México, Autlán, Fresnillo PLC, Agnico Eagle México, Compañía Minera Caopas, Minas de Oro Nacional, Minas de Celestita, Mexichem Flúor, Grupo Bal y Primero Minas, entre otras.

Agencias

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here