Inicio » Países y Regiones » México » Mayor florecimiento industrial con los nódulos polimetálicos

Mayor florecimiento industrial con los nódulos polimetálicos

El objeto del deseo de las potencias mundiales no solo es el espacio, también los fondos marinos. Los recursos minerales estratégicos son los entes de la codicia. Los nódulos polimetálicos y los sulfuros masivos en el siglo XXI, aseguran, causarán un florecimiento industrial mayor en aquellos países que desarrollen la criticada y enaltecida minería submarina que, tal vez, solo quizás, se desarrolle mediante robots y puertos flotantes.

México tiene riqueza en las profundidades del Pacífico, aunque los verdaderos filones yacen, aseguran, en aguas internacionales. Hay constancia. Hace muchos años que la UNAM inició en los mares mexicanos las investigaciones, primero en relación con los nódulos de manganeso, hoy llamados polimetálicos.

Una de las importantes expediciones para realizar trabajos en la materia la realizaron hace algunos años, José de Jesús Rodríguez Salinas, Ángel David Márquez Medina y Sofía del Pilar Mendoza Castillo. Derivó en la investigación “La exploración geológica submarina en la zona de Clarion-Clipperton, en aguas internacionales”.

Ellos consideran que México “debe contemplar su participación de forma activa en la exploración de la ZCC (Zona de Clarión-Clipperton), ya que las condiciones geológicas observadas en aguas internacionales, se adentran en nuestra Zona Económica Exclusiva (ZEE)”. También exponen que debe participar en estos nuevos proyectos, porque “es una forma práctica de innovación tecnológica, económica y con visión de futuro”.

Dicha zona, especifican, limita al oriente con la Zona Económica Exclusiva de México y al occidente con la zona económica exclusiva de los Estados Unidos, en el Estado de Hawai. Comprende nada más y nada menos que una superficie de aproximadamente cuatro millones de kilómetros cuadrados, de los cuales poco menos de un millón corresponde a las áreas que han sido concesionadas.

“La mayor parte del depósito se encuentra en profundidades de cuatro mil a seis mil metros, formando una amplia faja de nódulos polimetálicos en el Pacífico Norte”, precisan al publicar parte de su investigación en “Geomin”, la revista de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos.

Recuerdan que es la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA, International, Authority Seabed), la institución reguladora de las actividades de exploración y extracción de minerales en los fondos marinos en aguas internacionales.

Tal autoridad emite normas, concede permisos y vigila el cumplimiento de la normatividad en materia ambiental y de derecho internacional.

En dicha zona del Pacífico, mencionan, los primeros permisos para explorar expirarán en 2016 “y de acuerdo al programa entregado por los contratistas, deben iniciar la etapa de explotación comercial de los nódulos polimetálicos. A la fecha, no existen solicitudes formales ante la autoridad para iniciar esta etapa”, señalaron en julio de 2014.

Las conclusiones de su trabajo comprenden varios puntos, uno de los cuales hace la reflexión de que México debe evaluar y contemplar su participación directa como co-participante en los trabajos de exploración de los nódulos polimetálicos en fondos marinos en aguas internacionales. Ello, precisan “permitirá acceder a la capacitación del capital humano, a las nuevas tecnologías de exploración geológica y explotación minera, que pueden ser utilizadas en el mediano y largo plazos, en la exploración y cuantificación de los recursos minerales de la zona económica exclusiva de México”.

Consideran además que nuestro país debe participar “con una empresa minera líder, en la extracción de minerales en las zonas reservadas otorgadas a los contratistas por la Autoridad, aprovechando lo dispuesto en el Sistema en Paralelo”.

NTX

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top