La caída en los precios de la metales preciosos, la reducción de producción en las ventas y una paridad cambiaria desfavorable afectaron los resultados de Minera Frisco al tercer trimestre del año.

Durante los primeros nueves meses del año, Minera Frisco reportó una pérdida neta por 294 millones 915 mil pesos, mientras que en el mismo periodo del año previo había contabilizado una ganancia de 325 millones 766 mil pesos.

La pérdida sólo en el tercer trimestre del año fue de 281 millones de pesos.

“En el tercer trimestre de 2014 se registró un resultado negativo respecto al desempeño financiero, eso principalmente por la pérdida por la variación cambiaria”, refirió la minera en el documento emitido a la Bolsa Mexicana de Valores.

No obstante, los ingresos netos de julio a septiembre de este año fueron por 3 mil 389.7 millones de pesos, un crecimiento contra los 2 mil 423.5 millones de pesos del año anterior.

“El costo de ventas incrementó de manera casi proporcional derivado de los costos generados por las nuevas unidades, las cuales durante todo el trimestre operaron de manera continua y normalizada”, complementó la empresa en su reporte.

Minera Frisco subrayó que se elevaron los niveles de producción de oro y plata para compensar las reducción de precios.

Respecto al flujo operativo (Ebitda, por sus siglas en inglés) fue en el acumulado del año similar al periodo anterior con 3 mil 176 millones de pesos, sólo uno por ciento arriba que en 2013.

De enero a septiembre, la minera disminuyó 72 por ciento su inversión respecto al 2013, al sólo inyectar en propiedad, plantas y equipo por mil 280 millones de pesos.

Actualmente, Minera Frisco opera nueve minas en los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Zacatecas y Aguascalientes.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here