De decretar la promulgación de la Reserva de la Biósfera Desierto Semiárido de Zacatecas, la industria minera continuaría con sus proyectos sin ningún problema, pero siempre y cuando se cumpla con la norma de carácter ecológico, declaró el gobernador del estado, Miguel Alonso Reyes.

Luego de que el sector minero se manifestara en contra de establecer esta área natural protegida de 2.5 millones de hectáreas, donde la actividad económica es la minería, el mandatario estatal, negó que se verán afectadas las empresas instaladas, sino que esto atraerá recursos.

“De lograrse, esto sería un gran logro para Zacatecas, porque habría más recursos, apoyos, recursos internacionales y, en algunos casos, proyectos específicos”, subrayó.

Reiteró que no se contrapone con inversiones mineras o de otra naturaleza, sino que únicamente implicaría estar más ceñidos a la normatividad ecológica, al contrario sería un ganar, logrando una declaratoria de una superficie territorial tan amplia.

El mandatario aseguró que están trabajando y analizando la propuesta, incluso no se ha decidido nada sobre el asunto, de acuerdo a pláticas con el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud.

Concluyó que más que una declaratoria de la reserva de la biosfera será una área natural protegida, lo que la secretaría pudiera decretar en el sitio.

Incertidumbre en el gremio minero
En días pasados, la Secretaría de Economía y el delegado de la Semarnat, sostuvieron una reunión con empresarios mineros para informarles sobre la situación, debido a que existe incertidumbre.

Fue la misma titular de la Sezac, Patricia Alatorre Salinas, quien aseguró que no se frenarán los nuevos proyectos o los que estén en operación ni la exploración minera será afectada.

Mencionó que tienen el registro de al menos 9 proyectos que se realizarán en el semidesierto zacatecano.

Zacatecas online

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here