Ahorros que a la fecha bordean los US$ 60 a 
US$ 80 millones, tiene el plan de reducción de costos que desde el año pasado está aplicando SQM, una de las principales mineras no metálicas del país.

Según explicó su gerente general, Patricio Contesse, este programa de eficiencias ha implicado ajustes muy importantes con resultados mejores de lo previsto. De hecho, éste continúa, con lo que podría materializar ahorros más importantes.

“La mayor desvinculación ha estado en las áreas de contratistas, porque hemos buscado la alternativa económica que permita internalizar y poner a nuestros trabajadores en esas áreas, en temas como mantención, servicios, limpieza y mecánica”, dijo el ejecutivo.

Esto ha implicado la salida de 3.500 trabajadores externos. De hecho, el gerente general de SQM explicó que de una dotación total de casi 13.000 personas (propios más terceros), hoy están en cerca de 9.000.

Optimización global

El plan de SQM no está centrado solo en el punto anterior. Es un conjunto de acciones, que incluye centenares de definiciones y decisiones en áreas como personal, ajustes de administración, acomodos en cargos ejecutivos, mejoramiento de procesos y de los equipos, así como uso eficiente de la energía o la internacionalización de áreas que estaban en manos de contratistas.

“Hemos bajado costos de manera significativa, lo que no se ve aún en los márgenes, porque está asociado a los costos de producción y, los inventarios, van bajando gradualmente su costo promedio. Los efectos de este esfuerzo se verán en parte durante este año, pero en gran medida el próximo”, recalcó.

En la memoria 2013 de SQM, se explica que el deterioro en el tipo de cambio, junto con el alza en términos reales de la mano de obra, han sido la principal causa del aumento de costos. Por eso fue necesario iniciar el proceso de optimización global, para mejorar la productividad. y mejorar los márgenes a partir de 2015.

Además, la empresa se ha visto golpeada por los menores precios del potasio y del yodo a nivel mundial. En 2013, el potasio significó el 28% de los ingresos de la compañía, con US$ 606 millones, y el yodo y sus derivados implicó 21% (US$ 461 millones). El precio de ambos ha caído drásticamente: 27% y 28%, respectivamente entre junio de 2013 y de 2014, según datos de la consultora SignumBOX.

“En el mercado del yodo hay una baja en el precio, pero como compañía hemos definido que tenemos un mínimo de market share sobre el cual no vamos a renunciar. Somos los productores de más bajo costo y vamos a usar esa capacidad para mantener nuestra presencia al precio que corresponda”, explicó Contesse.

SQM está con capacidad productiva ociosa, lo que ha implicado que no sean necesarias nuevas inversiones. De hecho, para 2014 y 2015 esperan destinar unos 
US$ 140 millones por año, los que se destinan principalmente a temas de mantención. A 2016 aún no tienen una visión de cómo estará el mercado y, por lo tanto, qué inversiones necesitarán.

SU ROL EN LA COMISIÓN DEL LITIO

Con buenos ojos mira Patricio Contesse el trabajo que comenzó a realizar hace un par de semanas la Comisión del Litio. Según trascendió, las primeras reuniones de esta instancia han sido para nivelar el conocimiento y desde agosto debería comenzar el trabajo en comisiones.

El ejecutivo explica que la empresa se puso en contacto con la comisión y que fueron invitados a exponer su experiencia y las oportunidades que el país tiene (y que está perdiendo) en este mercado. Esta exposición se concretará prontamente. “Espero que esta comisión ayude a resolver de manera adecuada el status del litio, para que Chile recupere su liderazgo”, dijo Contesse.

El gerente general de SQM insistió en que “no hay razones que justifiquen que el Litio sea un mineral estratégico. El litio se puede producir en muchas partes del mundo, sin tener efecto económico en los productos finales”. Agregó que en pocos años, el país pasó de ser el primer productor del mineral al tercero, lo que es una muestra más de que éste no es un mineral estratégico, como se ha planteado.

Aprueban pago de dividendo con oposición de directores de Potash

Sin mayor sorpresa se realizó ayer la junta extraordinaria de accionistas de SQM, donde se aprobó un pago de dividendo por US$ 230 millones con cargo a las utilidades acumuladas de la compañía.
Esta cifra representa cerca del 50% de la utilidad líquida obtenida durante el ejercicio comercial de 2013, y el pago de ésta se podría realizar durante este año, informó la minera.

Argumentos

El presidente del directorio, Julio Ponce, durante su intervención en la asamblea explicó que la solicitud -de parte de los accionistas- para el reparto de dividendo está justificada en la medida que los estados financieros de SQM reflejan la disponibilidad de los recursos necesarios para ello y se remitieron a los procesos de reducción de costos e inversiones que la sociedad ha implementado, el hecho que el endeudamiento se encuentra estructurado y que contempla amortizaciones menores hasta 2015.

Asimismo, recalcó que este pago no vulnera ninguno de los covenant o condiciones de la deuda vigente de SQM y destacó, además, los altos recursos en caja que tiene la compañía.

Por otra parte, Ponce mencionó que “algunos de los directores se opusieron a dicho pago”, sin precisar nombres.

No obstante, tras la asamblea algunos minoritarios detallaron que dos de los representantes de Potash en la mesa: José María Eyzaguirre y Alejandro Montero, habrían rechazado la operación.

Sobre el destino de los recursos, trascendió que cerca de US$ 100 millones serían destinados a pagar deuda de las sociedades cascadas.

En un hecho esencial enviado a la SVS a principios de junio, la firma aseguró que a marzo de este año reportó activos financieros por un monto aproximado de US$ 802,7 millones y deudas financieras de corto plazo por un monto aproximado de US$ 185,8 millones.

La mayor parte de la deuda financiera de largo plazo de SQM tiene vencimientos más allá de 2018.

LA EVOLUCIÓN DE LOS MERCADOS ESTRATÉGICOS

Realidades distintas enfrentan tres de los mercados en los que participa SQM. Daniela Desormeaux, gerenta general de SignumBOX, explica que en litio, la demanda se mantiene creciendo a tasas de 4%-5% por año, principalmente por la industria de las baterías. El precio del carbonato de litio se ha mantenido estable entre los US$ 5.000 y US$ 6.000 la tonelada, sin embargo se han observado presiones al alza por oferta de mayor costo.

Respecto al yodo, Desormeaux agrega que es un mercado maduro, cuya demanda crece al 3% por año. Los precios han bajado después del peak que alcanzaron en 2012, como consecuencia de la mayor oferta nacional. DeUS$ 64 el kilo en marzo de ese año, ahora está en US$ 36 y podría llegar a US$ 30.

Finalmente, en potasio, a un año del quiebre del cartel, los precios han continuado a la baja, pasando incluso de la “barrera sicológica” de los US$ 300 la tonelada en abril. Desormeaux dice que se espera que los precios del potasio se mantengan en un rango entre US$ 280 – US$ 300 la tonelada.

DF

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here