El Senado de México aprobó las reformas tributarias propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto, entre las que se cuenta un impuesto de 7,5% a la minería.

Las medidas, que contemplan cambios al impuesto a la renta y de valor agregado y una modernización de los derechos mineros, fueron aprobadas por 73 votos a favor y 50 en contra en una votación realizada la noche del 29 de octubre.

Sin embargo, 78 artículos quedaron pendientes para un futuro debate respecto de posibles enmiendas, algunos de los cuales debieran analizarse durante la sesión del miércoles. Tras la aprobación del Senado, las reformas deben ahora ser promulgadas por el mandatario.

Además del gravamen de 7,5% a la minería, menos ciertos descuentos, las reformas incluyen un 0,5% adicional a los ingresos brutos de las minas de oro, plata y platino.

Sus opositores advierten que los cobros derivarán en una reducción significatia de las inversiones en el sector, y los grandes productores Grupo México (BMV: GMEXICOB) y la canadiense Goldcorp (TSX: G, NYSE: GG) ya advirtieron que podrían desviar miles de millones de dólares hacia otros países.

El gobierno reclama que la industria minera actualmente no paga una contribución justa al Estado y manifestó que se asegurará de que una parte importante de lo recaudado por la actividad se destine a las comunidades o estados donde estas se ejecutan.

México es una de las pocas jurisdicciones mineras que aún no cobra una regalía sobre las utilidades ni la producción, ya que las empresas efectúan pagos en función del número de hectáreas que cubren sus concesiones e impuestos corporativos de carácter general.

Fuente: BNAmericas

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here