El portal de la Minería

Proyectos por US$1.305 millones marcan el estreno de tres mineras extranjeras en Chile

0 3

Hace un par de semanas Cochilco presentó la cartera de inversiones en minería proyectada para el período 2013-2021 y dentro de las novedades destacó la inclusión de nueve proyectos avaluados en unos US$3.603 millones. El principal destinatario de estos recursos continúa siendo el sector cuprífero, pues el 72,2% de ellos están pensados para aquel segmento. Pese a ello, cabe destacar la creciente importancia que está teniendo la minería del oro y el hierro y que este año sumaron US$1.000 millones en nuevas iniciativas.

La capacidad productiva adicional que significarán estos proyectos no es menor, especialmente si se considera que todos tienen como meta su puesta en marcha a más tardar el 2018. En el ámbito del cobre, cuatro de ellos implicarán agregar casi 160.000 toneladas de producción. El incremento en la minería del oro, en tanto, llegaría a 15,8 toneladas anuales, mientras que la producción de hierro podría contar con 3,5 millones de toneladas de mineral extra.

Las nuevas inversiones siguen siendo lideradas por un actor tradicional: Antofagasta Minerals. Dos proyectos de la minera del grupo Luksic suman US$1.150 millones, lo que representa el 31,6% del capital estimado para el conjunto de las iniciativas que se agregaron. Pero uno de los elementos que llamó especialmente la atención este año fue el estreno en el mercado local de tres compañías extranjeras que contemplan invertir un total de US$1.305 millones, es decir, el 36,2% de los nuevos proyectos de la cartera de inversiones 2013.

Los nuevos inversionistas

Un primer elemento que destaca sobre los tres proyectos pertenecientes a estas nuevas compañías es que todos están localizados en la Región de Atacama, cada uno está concentrado en la producción de tres minerales distintos (cobre, oro y hierro). Por otra parte, dos de estas empresas provienen de países que hoy son los principales motores de desarrollo en esta industria. Una es de Australia y la otra es de Canadá, mientras que la tercera proviene de China, mercado que apunta a una fuerte expansión minera en Latinoamérica.

La inversión más ambiciosa corresponde a Productora, iniciativa de la australiana Hot Chili en la que también participa CAP Minería. Los estudios de la compañía indican que el yacimiento posee recursos sulfurados por más de 165 millones de toneladas, con leyes de 0,6% de cobre y 0,1 gramos por tonelada (gpt) de oro. Su costo está preliminarmente estimado en US$700 millones y apunta a una producción anual de 50.000 toneladas de cobre fino contenido y 42 mil onzas de oro por un período de 20 años desde su puesta en marcha pensada para el 2018.

Cerro Maricunga, de la minera de origen canadiense Atacama Pacific Gold, secunda a Productora en nivel de inversión con un avalúo preliminar de US$515 millones. El yacimiento, ubicado a 20 kilómetros de la faena La Coipa de Kinross, registraría recursos medidos e indicados por 248 millones de toneladas (Mt) con leyes de 0,42 gpt de oro, equivalentes a más de 3,34 millones de onzas de oro contenido. El proyecto original, que está siendo revisado para bajar el costo, contempla una producción anual de 298 mil onzas de oro en los primeros cinco años para continuar en un promedio de 220 mil onzas anuales otros 10 años.

El tercer proyecto, llamado Oso Negro, pertenece a la compañía de origen chino Hebei Wengfeng Group y destaca como la primera iniciativa minera proveniente de ese país en Chile. Su objetivo es la operación de una mina de hierro, ubicada a 60 kilómetros al sur de Copiapó, para la producción de 2.988 toneladas métricas por día (tpd) de concentrado seco con 55% de contenido de hierro, el que será destinado a plantas procesadoras de mineral en China. La inversión llegaría a los US$90,2 millones y su puesta en marcha está pensada, en principio, para el próximo año.

Los proyectos que vendrán

Antes de que termine este año los montos asociados a nuevos proyectos podrían llegar a duplicarse y la mayoría corresponden a empresas que buscan desarrollar su primera operación en Chile. Uno de los más esperados es Dominga, el megaproyecto con el que los empresarios Carlos Alberto Délano y José Antonio Garcés, buscan hacer su ingreso a la gran minería con una operación con potencial para producir anualmente entre 100.000 a 150.000 toneladas de cobre y de 11 a 15 millones de toneladas de fierro.

Su respectivo estudio de factibilidad está terminado, pero –según fuentes de Andes Iron- actualmente se encuentran afinando detalles para su ingreso a tramitación ambiental, lo que se produciría probablemente a fines de septiembre. Sólo esta inversión, que según su estudio de prefactibilidad llegaría a los US$2.500 millones, elevaría a US$6.103 millones la cartera de nuevos proyectos mineros.

A esto se agrega la no incorporación de proyectos que ya cuentan con inversiones definidas como Paguanta de la inglesa Herencia Resources, cuya puesta en marcha para la producción de zinc, plata y plomo está vista para 2015 con un costo cercano a los US$70 millones. Otro es Los Pumas, proyecto de Manganeso de la australiana Southern Hemisphere avaluado en US$100 millones. Pero también habrían novedades en iniciativas como Mollacas, de la australiana Metminco; Berta, de Coro Mining; o Copaquire, que recientemente PBX ha puesto en venta.

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.