México, 7 jun (PL) La Secretaría de Gobernación (Segob) en México confirmó hoy que fuerzas de seguridad pública tomaron las instalaciones de la mina de Cananea, fuera de servicio hace aproximadamente tres años por huelga obrera.

El operativo comenzó ayer a las 16:00, hora local; policías federales y del norteño estado de Sonora, donde está enclavado el yacimiento, despejaron y aseguraron los accesos a las instalaciones de la mina, indicó el ministerio.

Según la versión oficial, la actuación de los militares tuvo el objetivo “de posibilitar la realización de diligencias ministeriales que forman parte de diversas averiguaciones previas”.

La acción policial comenzó con el ingreso pacífico, sin resistencia ni incidentes, de elementos federales a las edificaciones de Cananea, en respuesta a solicitudes formuladas por la autoridad ministerial en el marco de indagaciones iniciadas con motivo de la probable comisión de diversos ilícitos, reiteró la Segob.

El operativo se realizó con estricto apego a la ley y pleno respeto a los derechos fundamentales de los ex trabajadores mineros que se encontraban en las afueras del lugar, aclaró el organismo.

Concluido el operativo, hubo un incendio, por gasolina en recipientes de vidrio, dentro de un almacén abandonado en las afueras de la mina; el siniestro, informó la Gobernación, fue controlado sin provocar daños humanos, ni afectaciones mayores y están en curso las averiguaciones pertinentes.

Tras un largo proceso jurídico, con la intervinieron de diversas instancias del Poder Judicial de la Federación, el 4 de junio último fue aprobado el cese de las relaciones individuales, colectivas y el contrato colectivo de trabajo entre el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana y la empresa Mexicana de Cananea, puntualizó la Segob

Esa decisión quedó firmada mediante una resolución de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, lo que también dejó sin efecto la huelga de los mineros, explicó la dependencia gubernamental.

La declaración de la Segob tiene lugar luego de que organizaciones sindicales difundieran otra interpretación de lo ocurrido ayer en Cananera, donde la situación de precariedad de muchas familias se agudizó por la falta de trabajo asociada a la paralización de la extracción de cobre.

Un mensaje difundido por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) consideró que el Estado “vuelca todo su aparato represivo, policíaco, militar y paramilitar contra los trabajadores, en esta ocasión contra nuestros hermanos mineros de Cananea”, quienes comenzaron las protestas hace más de dos años por falta de seguridad industrial y riesgos para sus vidas.

El SME exhortó a organizaciones y ciudadanos progresistas a detener lo que consideran una “insensata política fascista del tolete y la criminalización de los conflictos sociales” en la nación.

lgo/mjm

Fuente: Prensa latina
http://www.prensa-latina.cu

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here