Minería en Línea, el portal de la minería

Los importadores alemanes de hulla, capaces de sustituir el suministro ruso: organismo industrial

Los importadores alemanes de hulla para las centrales eléctricas y la siderurgia han encontrado nuevas fuentes de suministro, lo que les permitirá dejar de depender de Rusia tras la prohibición de la Unión Europea, según informó el viernes su asociación.

“Los comerciantes han encontrado nuevos focos: Estados Unidos, Sudáfrica y Colombia”, dijo la asociación industrial VDKi en un comunicado.

Entre enero y octubre de 2022, Rusia seguía representando el 34% de los volúmenes de hulla importados por Alemania, según los datos presentados por VDKi. Eso reflejaba el papel de Rusia como proveedor principal antes de que la UE introdujera una prohibición a las importaciones de carbón ruso el pasado agosto en medio de las sanciones tras la invasión rusa de Ucrania.

Estados Unidos representó el 20% de las importaciones en el periodo de 10 meses, seguido del 15% de Colombia, el 14% de Australia y el 7% de Sudáfrica, según los datos.

Cuando la UE impuso la prohibición a Rusia, se temía que el bloque se enfrentara a la disminución del suministro de gas ruso, lo que haría temer una escasez de calefacción y electricidad, sobre todo en invierno.

Hasta ahora, sin embargo, esas preocupaciones han resultado infundadas.

La quema de carbón se ha acelerado para paliar la posible escasez de gas en la industria y la generación de electricidad, entre otras medidas, y el invierno ha sido suave hasta ahora.

Alexander Bethe, Presidente de la VDKi, afirma que el carbón debe considerarse una opción de reserva para los próximos años, no sólo para uno o dos inviernos.

Esto era necesario para garantizar a las empresas de logística que estaban en lo cierto al reactivar los planes de inversión aparcados antes de la guerra de Ucrania, cuando se preveía una transición más rápida a las energías renovables.

“No hay forma de evitar que el carbón sea un pilar del suministro energético”, afirmó Bethe.

Las importaciones de hulla en Alemania ascendieron el año pasado a 43 millones de toneladas, un 4,7% más que en 2021, según datos preliminares del VDKi.

Del total, 30 millones de toneladas fueron de carbón de vapor para centrales eléctricas, un 11,7% más interanual, y 11 millones de toneladas de carbón de coque para la fabricación de acero, un 7,3% menos.

El resto, 2 millones, fue coque, otro componente de la siderurgia, con un descenso del 15% respecto a 2021.

Reuters

Comments

comments

Deja un comentario