Minería en Línea, el portal de la minería

La angustia por la demanda pone al cobre en camino a su mayor caída desde 2018

El cobre cotizaba estable el viernes, pero se dirigía a su primera caída anual desde 2018 debido a las preocupaciones sobre la demanda creadas por el aumento de los casos de COVID en el principal consumidor, China, una desaceleración del crecimiento mundial y el aumento de los inventarios.

A las 1046 GMT, el cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganaba un 0,1%, a 8.426 dólares la tonelada. Los precios del metal rojo, muy utilizado en los sectores de la energía y la construcción, van camino de caer un 13% este año.

“En Estados Unidos existe el temor de que la Reserva Federal empuje la economía a la recesión; en Europa, la crisis energética ha ejercido una enorme presión sobre las empresas y los consumidores”, dijo Michael Widmer, analista de Bank of America.

“En China, varios problemas, como los confinamientos continuos por el COVID, que tanto afectaron a la actividad a principios de año, han sido motivo de preocupación”, agregó.

El levantamiento de las restricciones por parte de China, tras las protestas generalizadas, significa que el COVID se está extendiendo en gran medida sin control y es probable que infecte a millones de personas al día, según algunos expertos internacionales en salud.

Por otra parte, el precio del plomo subía un 0,2%, a 2,277 dólares la tonelada, tras tocar en la víspera los 2,302,50 dólares, su máximo desde el 5 de mayo, debido a la preocupación por los suministros y la disminución de las existencias en los almacenes autorizados por la LME, que están cerca de mínimos de 15 años en 25.000 toneladas.

En otros metales básicos, el aluminio ganaba un 0,4%, a 2,414 dólares; el zinc mejoraba un 0,5%, a 3,000 dólares; el estaño avanzaba un 0,9%, a 25,150 dólares; y el níquel mejoraba un 1,6%, a 30,745 dólares.

Reuters

Comments

comments

Deja un comentario