Otro sitio más de Minería en Línea

Se espera el despliegue de baterías de estado sólido para mediados de la década: informe

Un nuevo informe de S&P Market Intelligence revela que algunos fabricantes de automóviles se han fijado metas a mediados de la década para el despliegue de baterías de estado sólido a pesar de que los desafíos de costo y diseño han impedido su aplicación comercial en vehículos eléctricos hasta la fecha.

Te puede interesar: InoBat construirá un enorme centro de investigación y desarrollo de baterías para vehículos eléctricos

Según la firma de investigación, los principales fabricantes de vehículos eléctricos han aumentado la financiación para la investigación y el desarrollo de este nuevo tipo de batería de iones de litio porque han sido testigos de avances en el desarrollo de la tecnología.

El interés en las baterías de estado sólido se debe a sus características de seguridad y la promesa de una mayor densidad y autonomía de energía en los vehículos eléctricos. En lugar de los electrolitos líquidos inflamables que se utilizan en las baterías de iones de litio convencionales, los fabricantes de celdas de batería instalan baterías de estado sólido con electrolitos en forma sólida.

El informe de S&P señala que empresas como Solid Power ya están produciendo baterías de estado sólido para vehículos eléctricos y, al mismo tiempo, tienen baterías de estado sólido de silicio avanzado para las líneas de producción en Colorado.

La startup, cuya propuesta consiste en adaptar líneas y equipos de fabricación de baterías de iones de litio convencionales para producir baterías de estado sólido, ha contado con inversiones de cien millones de dólares de Bayerische Motoren Werke AG y Ford Motor. Este último ha dicho que espera trasladar la mayor parte de su inversión de capital en líneas de fabricación de baterías de iones de litio a la producción de baterías de estado sólido.

Volkswagen ha hecho movimientos similares y comenzó a trabajar con la compañía de tecnología QuantumScape en 2012 para bloquear la tecnología de baterías de estado sólido, y luego lanzó una empresa conjunta en 2018.

El gigante alemán en realidad invirtió $ 100 millones en QuantumScape en 2018 y otros $ 200 millones en 2020, y recientemente seleccionó una ubicación en Alemania para una planta de producción dedicada a la puesta a prueba de baterías de estado sólido.

Para Caspar Rawles, analista de Benchmark Mineral Intelligence consultado por S&P Global Market Intelligence para el informe, es probable que más empresas que desarrollan baterías de estado sólido puedan llevarlas al mercado a mediados de la década o un poco después.

En su opinión, el coste sigue siendo el principal inhibidor de la comercialización a gran escala de la batería para vehículos eléctricos.

“Al igual que con todas las tecnologías nuevas, anticiparía que inicialmente serán más caras”, dijo Rawles. “Eso significa que las baterías de estado sólido probablemente se usarán en drones militares o autos deportivos de alta gama antes que en vehículos eléctricos a gran escala”.

Rawles y otros analistas entrevistados por S&P creen que las baterías de estado sólido podrían integrarse en las cadenas de suministro de baterías de iones de litio existentes y tendrían un efecto mínimo en la demanda de metales para baterías si se ampliaran.

Por un lado, reemplazar un electrolito líquido con un electrolito sólido implica una cantidad limitada de material, aunque las baterías de estado sólido tienen el potencial de requerir menos materia prima que otras baterías de vehículos eléctricos.

“De todos modos, esa es una proporción muy pequeña de los materiales, por lo que no creo que sea una gran preocupación para la industria”, dijo Rawles. “Y todavía vamos a utilizar iones de litio, como lo es hoy”.

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

×