Otro sitio más de Minería en Línea

Grupo aborigen decepcionado por la contratación de la junta de Rio Tinto

Un grupo aborigen en cuyas tierras Rio Tinto extrae mineral de hierro en Australia Occidental dijo que no apoyaba el nombramiento de la junta minera del exministro de Estado Ben Wyatt, citando sus aprobaciones que llevaron a la destrucción de sitios del patrimonio cultural.

Te puede interesar: Rio Tinto intensifica sus esfuerzos para reparar los lazos indígenas dañados

Wyatt, ex tesorero del estado y ministro de asuntos aborígenes, será el primer miembro de la junta indígena de Río, dijo la firma el viernes, mientras se mueve para restaurar una reputación empañada después de la destrucción de los refugios rocosos de Juukan Gorge el año pasado. “Desafortunadamente, nuestro compromiso con Wyatt no ha sido positivo y no lo vemos ayudando a restaurar la reputación de Río con las partes interesadas indígenas”, dijo Glen Camile, presidente de la firma que posee los títulos nativos de las tierras.

La opinión de la firma se basó en gran medida en la aprobación constante de Wyatt de las solicitudes para destruir sitios del patrimonio aborigen en el proceso de desarrollo del estado, dijo en un comunicado el viernes por la noche. La empresa, Winatwari Guruma Aboriginal Corporation (WGAC), posee el título nativo de un área de Pilbara que contiene casi el 40% de las minas de mineral de hierro australianas de Río. Rio Tinto declinó hacer comentarios.

Wyatt, quien se retiró de la política en marzo después de 15 años en el parlamento estatal, dijo que la respuesta general a su nombramiento había sido positiva, particularmente entre los pueblos y grupos aborígenes. “Pero me ha dejado perplejo que algunas de las críticas provengan de personas y organizaciones que han exigido que los aborígenes se unan a los consejos y tengan voz y, sin embargo, me critiquen”, dijo el viernes a ABC Radio Perth.

“Sospecho que es solo un caso de ‘Bueno, no ese aborigen’. La gente necesita observarse a sí misma en la forma en que se comporta en parte de este debate “. Durante la década a partir de julio de 2010, los ministros estatales de asuntos aborígenes aprobaron todas menos una de las más de 460 solicitudes de mineros para perturbar o destruir sitios de potencial importancia cultural, según muestran los registros del parlamento. Estos incluyeron una decisión de Wyatt de permitir la destrucción de 50 sitios sagrados para WGAC en Spear Hill, en 2017, en una solicitud de Fortescue Metals, sin considerar la información de los propietarios tradicionales, dijo la firma.
“Durante sus cuatro años como ministro, Wyatt nunca se reunió con ninguno de los ancianos o la junta de Wintawari”, agregó, a pesar de las invitaciones a la junta que se remontan a diciembre de 2019.

Aunque el daño fue limitado con acciones legales, WGAC ha dicho que la actividad de Fortescue dañó permanentemente los valores culturales del sitio, que incluye petroglifos y un refugio rocoso que muestra la actividad humana que data de hace 60.000 años.

Reuters

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

×